Las Leónidas 98 eran del siglo XIV.

  23 abr 1999. Astrónomos británicos y rusos han modelado el comportamiento del material expulsado por el cometa Tempel-Tuttle en sus últimas 26 aproximaciones para tratar de explicar las 16 horas de error en las predicciones de las Leónidas de 1998. Sus conclusiones apuntan a que las partículas encontradas por nuestro planeta en noviembre fueron expulsadas del cometa en su aparición de 1333. Si su modelo es correcto, este año se repetiría el espectáculo de estrellas fugaces muy brillantes y la máxima actividad se observaría a las 2 de la mañana del 18 de noviembre.