La ESA al abordaje del Wirtanen.

  10 jul 1999. La Agencia Espacial Europea está apostando muy fuerte en sus misiones. La ESA, compuesta por 17 países europeos, nunca ha sacado mucho partido público de sus inversiones en investigación, todo lo contrario que en el campo científico. En estos últimos meses, sin embargo, está queriendo que el público conozca y siga sus misiones de la misma forma que a la NASA. Pasados 13 años desde que una de sus misiones más conocidas, la sonda Giotto, fotografiara por vez primera (y hasta el momento única) el núcleo de un cometa (el Halley), se presentó en la Royal Society de Londrés una maqueta de la sonda Rosetta a escala 1:4.
El Director Científico de la ESA, Roger Bonnet, afirmó que esta "es una misión de una gran importancia científica", agregando que "será construida en las bases de los descubrimientos realizados por Giotto y confirmando el papel de líder de la ESA en la exploración del Sistema Solar y del Universo". Aunque sus palabras quizás son un poco exageradas no es menos cierto que Rosetta es una misión de gran interés por su complejidad.Esta vez no se trata de sacar fotografías al núcleo de un cometa, sino posarse sobre su superficie y estudiar su evolución mientras se acerca al Sol.
  Los científicos de la misión han preparado un completísimo tour: lanzada en el 2003 con un cohete Ariane 5, realizará una visita a Marte y dos a la Tierra para obtener un impulso gravitacional que la aleje del interior del Sistema Solar. En su camino al cometa Wirtanen se encontrará con dos asteroides del Cinturón principal, (4979) Otarawa y (140) Siwa, de 20 y 110 km de diámetro respectivamente. Siete años después de despegar de nuestro planeta, Rosetta llegará a su objetivo en noviembre del año 2011, encontrando al cometa Wirtanen a 4,5 unidades astronómicas del Sol (1 UA = distancia Tierra-Sol). A esa distancia, la sonda necesitará toda la energía eléctrica que le suministrarán sus imensos paneles solares, de más de 10 metros de longitud en cada lado. La maniobra para insertar a Rosetta en órbita al cometa será una de las fases más delicadas de la misión. Y es que la función sólo acaba de empezar. Mediante la ayuda de las cámaras de abordo para cartografiar el núcleo del cometa, los técnicos irán acercando a la sonda hasta unos dos 2 km por encima de su superficie. A continuación, un pequeño explorador de unos 100 kg se intentará posar, anclándose con un arpón a la piel del cometa. A partir de ese momento, el explorador realizará un completo estudio de la composición del cometa, hasta 20 cm de profundidad. Mientras tanto, la Rosetta orbitará realizando una cartografía completa y registrando los cambios de actividad. Como cualquier otro cometa, el Wirtanen llegado a unas 2 UA comenzará a vaporizar buena parte de su material debido a la energía solar. La ESA ha tenido precaución en seleccionar un cometa no demasiado activo para preservar a las sondas de posibles impactos con trozos del cometa. El Wirtanen se descubrió en 1949 y tiene un periodo de 5 años alrededor del Sol.
  Los científicos europeos, inspirados en Champollion, esperan encontrar algunas nuevas claves del origen de nuestro sistema solar en el Wirtanen con la sonda Rosetta. En el Hale-Bopp se encontraron muchos componentes orgánicos simples y no es nueva la hipótesis de que los cometas son portadores de la semilla de vida.