La Lunar Prospector se zambullirá en un cráter.

  27 jul 1999. El próximo día 31 la sonda Lunar Prospector se estrellará de forma controlada en el polo Sur de la Luna a la espera de poder detectar agua o subproductos de ésta. En febrero de 1999 la NASA anunció que el Prospector Lunar había encontrado trazas de hielo en la Luna en los polos Norte y Sur. El descubrimiento se realizó gracias a un instrumento, el espectrómetro de neutrones.

  Javier Sánchez Portero (esp@cio) explicaba hace un año que las evidencias de la presencia de agua helada proceden del espectrómetro de neutrones de la nave, un instrumento capaz de detectar neutrones procedentes de la superficie lunar y medir su energía. La interacción entre los neutrones y el hidrógeno del agua, disminuye su energía y provoca un hueco en las observaciones. En las latitudes polares, la gráfica de los datos muestran un hueco del 3,4 por ciento en el polo norte y 2,2 por ciento en el polo sur. El agua ha sido aportada a la Luna por los impactos de cometas a lo largo de su historia. Tras el impacto de un cometa, el vapor de agua resultante escapa al espacio en su mayor parte, aunque una pequeña cantidad puede quedar retenido en las zonas de los casquetes polares en las que nunca llega la luz del Sol. Los científicos estiman que por el número de impactos que ha sufrido la Luna, podría esperarse que el agua estuviera presente hasta dos metros por debajo de la superficie. Sin embargo, otros expertos opinan que lo detectado por el Prospector podría bien explicarse gracias al hidrógeno y no al agua.
  A comienzos de este año David Goldstein (Universidad de Texas, EEUU) y otros colegas sugirieron estrellar la sonda contra el polo sur de la Luna. El Prospector Lunar ha acabado su misión y se iba a estrellar de cualquier forma. Ahora, se esperan obtener espectros de la nube generada en busca de la señal del agua. El impacto generaría una nube de 18 kg de vapor de agua que sería detectada desde varios observatorios terrestres y en órbita. Detectando directamente el agua o el radical OH (formado cuando la acción de la luz ultravioleta libera un átomo de hidrógeno de la molécula del agua), afirman algunos, se obtendrá una prueba definitiva de la existencia de agua en la Luna.
  ¿Cómo se ha planeado el impacto? El próximo 31 jul 1999, a las 09:52 TU, la sonda de 160 kg entrará en el cráter (aún sin denominación) y se estrellará a una velocidad de 6000 km/h con un ángulo de 6°. Desde el Este de los EEUU será todavía de noche, permitiendo que una batería de telescopios estén atentos al suceso. El impacto generará una nube mezcla de agua y regolito lunar que se extenderá varios km cuadrados alrededor de la sonda. El vapor de agua comenzará a ascender por el cráter, que posee 4 km de profundidad, y se espera que tan solo 4 segundos después del impacto sea visible. Inmediatamente, la luz ultravioleta del Sol rompe las moléculas de agua en un átomo de hidrógeno (H) y un radical hidroxilo (OH). Esta nube seguirá ascendiendo durante unos 16 minutos y luego la gravedad lunar se encargará de hacerla volver a la superficie en un tiempo similar.
  Los telescopios que estarán observando a la Luna serán el Telescopio Espacial Hubble, el Keck (Hawaii), y el telescopio de 2,7 metros del Observatorio McDonald (Texas, EEUU). El Satélite de Ondas Submilimétricas Astronómico (SWAS) de la NASA también se sumará al espectáculo. Sin embargo, el éxito no está asegurado ni mucho menos. Guenter Riegler, de la Oficina de Ciencia Espacial de la NASA opina que "aunque la probabilidad de éxito es baja para este evento tan importante, el potencial retorno científico puede ser tremendo". La NASA espera que la cantidad de agua que pudiera encontrarse en los polos sirviera para impulsar la colonización de la Luna.
  Los astrónomos aficionados también están invitados a intentar observar la nube. Sin embargo, las posibilidades son mucho menores y los responsables de la Asociación de Observadores Lunares y Planetarios (ALPO) no esperan observar nada. Animan, de todas formas, a aquellas personas que posean un buen telescopio y una cámara de video a registrar el suceso en el visible, por si las moscas.