La Lunar Prospector no encontró agua.

  7 sep 1999. Según muestran los resultados preliminares, la sonda Lunar Prospector, que fue estrellada contra la superficie de nuestro satélite natural a finales del mes de agosto, no parecen haberse encontrado rastros de agua. De hecho, aunque las espectativas eran grandes ningún observatorio ni astrónomo aficionado registraron el hongo del impacto.

  La sonda de la NASA Lunar Prospector se estrelló el pasado 31 jul 1999 contra la superficie del polo sur lunar, de forma controlada. Los investigadores querían recoger información sobre el material depositado en un cráter donde la sombra es perpetua y se supone que existe una reserva de agua. Este agua provendría de cometas que habrían impactado en la superficie lunar. Se esperaba que el impacto generara una nube mezcla de agua y regolito lunar que se extendería varios kilómetros cuadrados alrededor de la sonda. A los pocos segundos, se suponía, la nube sería detectable al ascender por el cráter. En realidad, los grandes telescopios no buscaban la nube de forma visual, sino rastros de la molécula hidroxilo (OH). Al ascender por el cráter y ver la luz solar, la energía rompería la molécula en oxígeno e hidrógeno.
  Sin embargo, hasta el momento ha sido imposible encontrar ninguna evidencia de la nube o del hidroxilo. David Goldstein, líder del equipo de la Universidad de Texas que propuso el impacto de la Lunar Prospector afirma que "no hubo ninguna señal realmente clara de agua o por el contrario la hubíeramos detectado fácilmente". Sin embargo, esperan obtener algún resultado indagando aún más en las observaciones. "Aún estamos mirando con cuidado en los espectros del Telescopio Espacial Hubble, el Observatorio McDonald y el Keck I". Es posible, entonces que en realidad, aunque el impacto tuvo suficiente energía como para vaporizar agua, ésta se encontrase demasiado combinada entre las rocas lunares como para que el impacto la separase de ellas. Habrá que esperar a otros experimentos para comprobar la existencia de agua en la Luna.