La Pioneer 10 revela un objeto invisible.

  10 oct 1999. Al menos, este objeto se habría detectado indirectamente. Los científicos responsables de la marcha de la sonda Pioneer 10 se han encontrado con una desviación de su trayectoria desde 1992, en su viaje a los confines del Sistema Solar. Una de las hipótesis propuestas para esta perturbación es la de un objeto del Cinturón de Kuiper.

  Dos equipos de científicos, uno británico y otro estadounidense, han llegado a la conclusión preliminar de que un objeto del Cinturón de Kuiper ha perturbado la trayectoria de la sonda Pioneer 10. Los astrónomos del Colegio Queen Mary y Westfield (Reino Unido) y el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, EEUU) estudiaron los datos de la trayectoria de la Pioneer 10. El 8 dic 1992, cuando la sonda se encontraba a más de 8.400 millones de la Tierra, se dieron cuenta que ésta estaba desviada unos 25 días de su posición.
  Durante años, se han estado buscando razones para esta desviación. Ahora proponen que se trata de un objeto del Cinturón de Kuiper. Este cinturón fue propuesto por Gerald Kuiper para explicar la abundancia de cometas de corto periodo en el interior del Sistema Solar. El cinturón se encontraría más allá de la órbita de Neptuno, y de hecho, algunos astrónomos proponen que Plutón es el mayor de estos objetos. La Pioneer 10 habría sido perturbada por el campo gravitacional del nuevo objeto.
  Giacomo Giampieri afirma que "estamos realmente contentos de haber encontrado uno de estos eventos. Es una señal bastante clara". Este objeto, de confirmarse su existencia, pasaría a formar parte de la lista de los otros 100 hasta ahora descubiertos mediante telescopios. El primero encontrado fue precisamente en 1992. Serían unos pequeños cuerpos de algunos pocos cientos de kilómetros de diámetro, compuestos de roca y hielo.