Encontrado sulfuro de nitrógeno en el Hale-Bopp.

  17 oct 1999. Astronómos de la Universidad de Massachusetts-Amherst anunciaron en la reunión de la Sociedad Americana de Astronomía la detección de sulfuro de nitrógeno en el cometa Hale-Bopp. Este gran cometa, que nos visitó en 1997 y mostró un espectáculo que maravilló a millones de personas en todo el mundo, posee una larga lista de moléculas detectadas: H2O, HDO, OH, H2O+, CO, CO2, CO+, HCO+, H2S, SO, SO2, OCS, CS, CH3OH, H2CO, HCOOH, HCN, CH3CN, HNC, HC3N, HNCO, CN, NH2, NH, CH4, C2H2, C2H6, C3, C2, Na y los isótopos H13CN, HC15N, C34S. A todas estas ahora hay que añadir el NS.

  El equipo de astrónomos, que usaron el telescopio James Clerk Maxell en Mauna Kea (Hawai), están tratando de conocer ahora si el NS es una molécula primigenia del cometa, o se ha formado por reacciones químicas posteriormente. Ocurre que esta molécula es altamente activa químicamente y podría generarse gracias al rompimiento de moléculas más complejas.
  Hoy en día los bioastrónomos están tratando de conocer si realmente los cometas han jugado un papel importante en el origen de la vida en la Tierra. Para ello, es necesario estudiar los componentes de estos vagabundos interplanetarios. Hasta hace poco se creía que las moléculas complejas encontradas en los cometas se habían creado junto al Sistema Solar, aunque las últimas evidencias sugieren que éstas se crean en el frío interior de las gigantes nubes de gases interestelares.