Problemas presupuestarios para el BeppoSAX

Uno de los satélites que han contribuido al seguimiento de las enigmáticas explosiones de rayos gamma (las más energéticas del Universo, cuya naturaleza exacta es aún un misterio) va a ver restringido su horario. Desde el pasado 15 abr 2000, el satélite BeppoSAX dejará de funcionar sábados y domingos, y se prevee su cierre total para dentro de un año.

  Como resultado de estas restricciones, los astrónomos lo van a tener más difícil para determinar la posición exacta de las explosiones de rayos gamma y encontrar, de esta forma, sus contrapartidas ópticas en caso de existir. De hecho, la astronomía gamma está ahora diezmada, debido a la pérdida del penúltimo giróscopo del Observatorio de Rayos Gamma Compton (de la NASA).
  El BeppoSAX es un proyecto italo-germano, operado por la Agencia Espacial Italiana, que se encuentra en el espacio desde 1996.
Más información.