Recuperado el único asteroide que quedaba perdido

Astrónomos de la Universidad de Arizona recuperaron el pasado 10 de mayo el último asteroide con designación oficial que quedaba perdido. El 719 Albert fue descubierto el 3 oct 1911 por Johann Palisa (1848-1925), del Observatorio Imperial de Viena, mediante observación directa con un telescopio de 68 cm de diámetro. Al día siguiente, tanto Palisa como otro astrónomo del Observatorio de Copenague, volvieron a observarlo. Y esa fue la última vez... hasta el pasado mes de mayo.
El asteroide fue nombrado con el nombre de un benefactor del Observatorio Imperial: 719 Albert.

  Jeff A. Larsen detectó el asteroide 2000 JW8 con el telescopio Spacewatch de 0,9 metros el pasado día 1 de mayo, durante una búsqueda rutinaria de objetos cercanos a la Tierra (NEO). Larsen afirma que «este objeto era bastante débil, prácticamente en los límites del Spacewatch». Y lo que atrajo la atención de Larsen era precisamente que se movía como un NEO.

  Con las observaciones realizadas en días posteriores por otros astrónomos, Gareth Williams (director asociado del Centro de Planetas Menores, MPC). pudo calcular la órbita del 2000 JW8. Brian Marsden (director del MPC) concluyendo que se trataba del 719 Albert.

  El 719 Albert es un asteroide que tarda 4,28 años en completar una vuelta alrededor del Sol, y tiene acercamientos con la Tierra cada 30 años (en 1911, 1941, 1971 y 2001), aunque según McMillan «nunca va a impactar con la Tierra».