Mira, la estrella cometa

La superficie de Mercurio, revelada

La única sonda que ha visitado el planeta más cercano al Sol, la Mariner 10 envió hace más de 25 años algunas fotografías de Mercurio, completando sólo la mitad de su superficie. A finales del mes de mayo, investigadores de la Universidad de Boston (EEUU) publicaron nuevas imágenes inéditas de Mercurio en la revista científica Astronomical Journal.
A pesar de su relativa cercanía a la Tierra, Mercurio es uno de los planetas que se resisten a la investigación desde nuestro planeta. De hecho, es el único gran planeta del Sistema Solar del que no poseemos una cartografía de su superficie, debido en parte a su cercanía al Sol y en parte al poco interés de los astrónomos. Y es que, aunque es uno de los más brillantes, Mercurio nunca puede observarse muy alto sobre el horizonte. Su máxima elongación es de 23° y a esa altura, las turbulencias y la luz residual del Sol conspiran para que los secretos de Mercurio no sean desvelados en plena era espacial. Precisamente, el Telescopio Espacial Hubble tiene prohibido observar tan cerca del halo solar, porque quemaría su sensible instrumentación.

Para remediar esta situación, un equipo de la Universidad de Boston obtuvo imágenes con cámaras digitales desde el Observatorio del Monte Wilson (EEUU) el 29 ago 1998. Y vaya que si obtuvo imágenes. Para que las turbulencias de la atmósfera no empañaran en exceso la imagen de Mercurio, las exposiciones eran de solo 1/60 de segundo. En total, Jeffrey Baumgardner (Universidad de Boston) obtuvo 340 000 fotografías digitales durante 90 minutos.

Michael Mendillo, profesor de astronomía de la Universidad de Boston revela el secreto: «El truco para obtener una imagen clara es encontrar las mejores, entre 30 y 60, que puedan ser compuestas mediante ordenador y creen una exposición de duración suficiente (0,5 a 1 segundo) para capturar detalles de la superficie de Mercurio».

Más información.