Eclipse de Navidad

El día de Navidad, 2000, los observadores bien informados en América del Norte podrán disfrutar de un eclipse parcial de Sol.

see caption Los trasnochados celebrantes que encuentren este año filtros solares de mylar bajo su arbol de navidad, podrán dar un uso inmediato a tan inusual regalo. Esto se debe a que habrá un eclipse solar llegará el día de Navidad, 2000. A lo largo de algunas zonas de Norteamérica, el paisaje invernal se tornará brevemente oscuro, y vientos un poco más fríos de lo normal podrían soplar, mientras la Luna Nueva pase frente a la faz del Sol de Yuletida.

Pero no espere que las luces se apagen por completo. Este eclipse será parcial -- y a lo más, un 72% del diámetro solar será tapado por la Luna.

Arriba: EL fotógrafo Thomas Colin capturó este dramático amanecer el 11 de agosto de 1999, cuando el Sol, parcialmente eclipsado apareció sobre un nublado horizonte en la ciudad de Quebec. [más información]

Aquellos observadores del cielo que vivan en la parte continental de los Estados Unidos, Canadá, México, parte de Centro América, o el Caribe, podrán disfrutar del espectáculo, pero sólo si tienen cuidado. Mirar directamente al Sol esta Navidad puede causar ceguera tal como le ocurriría en cualquier otra fecha, ya que un Sol parcialmente eclipsado, es demasiado brillante.

" Debe tenerse extremo cuidado cuando se mira el eclipse solar," escribe Fred Espenak del Centro Goddard de Vuelos Espaciales. "Nunca mire al Sol a simple vista o con instrumentos ópticos como telescopios o binoculares [sin un filtro solar de mylar, bien colocado]. La curiosidad lleva a algunas personas a mirar directamente al Sol durante un eclipse, lo que puede causar daños permanentes en la visión."

Afortunadamente, hay maneras seguras de ver un eclipse. La mejor de todas es proyectar una imagen del Sol en una pantalla a través de un telescopio o un par de binoculares debidamente protegidos. La página Web de la revista Sky & Telescope titulada "Cómo observar un eclipse solar parcial en forma segura" (en inglés) le explica a usted esta técnica.

see caption

Arriba: En este diagrama sacado de Sky & Telescope (derechos reservados, copyright 2000) pequeños crecientes muestran cómo se verá el Sol en la mitad del eclipse, en varias ciudades de América del Norte (EEUU, Canadá y América Latina) el día de Navidad. Haga click en la imagen para ver una ampliación, que muestra además las horas locales para el máximo del eclipse. [ Más información de Sky & Telescope]

Los habitantes de la costa Noroeste del Pacífico y del oeste de Canadá, tendrán que salir de casa justo después del amanecer para ver mejor. El eclipse estará ya ocurriendo cuando el Sol se asome sobre el horizonte del Pacífico -- una vista potencialmente dramática. [ayudas fotografías]

Los somnolientos observadores del cielo al este de las Montañas Rocosas, podrán dormir un poco más, suponiendo que sus hijos se lo permitan la mañana de Navidad. El máximo del eclipse sobre Denver no ocurrirá sino hasta cerca de las 10 a.m. hora local, mientras que la gente en la costa del Atlántico puede esperar hasta después de almuerzo para ver el espectáculo. Fred Espenak ha tabulado las horas para ver el eclipse en ciudades de Estados Unidos, Canadá, y Centro América.

see captionDerecha: Esta magnífica animación, cortesía del Dr. Andrew Sinclair, muestra el movimiento de la sombra lunar a lo ancho de la superficie de la Tierra durante el eclipse del 25 de diciembre.

La mayor ocultación del Sol ocurrirá a las 17:23, Hora Universal (12:23 EST) del 25 de diciembre, cuando el 72% del diámetro solar sea cubierto por la Luna. Desafortunadamente, solo los residentes de la Isla Baffin en el norte de Canadá podrán ver tal fracción del Sol ser ocultada. En los demás lugares donde se vea, la magnitud del eclipse variará desde el ~60% en el noreste de los EEUU hasta menos del 20% en el extremo suroeste (la magnitud de un eclipse es el porcentaje del diámetro solar cubierto por la Luna).

Los observadores de las regiones del noreste, donde la magnitud del eclipse será mayor, notarán un sutil cambio en la iluminación natural del paisaje. En los demás lugares, el día parecerá tan iluminado como cualquier otro.

Y si se demora demasiado abriendo regalos en la mañana de Navidad, y se pierde el eclipse, ¡no se preocupe!. Hay al menos dos eclipses solares cada año y -- en raras ocasiones -- hasta cinco. Visite la página web Catálogo de Eclipses Solares para Cinco Milenios de NASA, para averiguar cuando será visible el próximo eclipse solar en su lado del mundo. ¡Puede que haya uno a la vuelta de la esquina!