Observatorio orbital Chandra vincula pulsar con supernova

El descubrimiento podría proporcionar una fecha de nacimiento para el pulsar -- un dato que podría obligar a los astrónomos a repensar la edad de las estrellas de neutrones.

see caption11 de enero, 2001 -- Nuevas evidencias obtenidas a través del Observatorio (orbital) Chandra de Rayos X de la NASA sugieren que un conocido pulsar es la contraparte actual de una supernova que explotó en 386 D.C., observada por astrónomos chinos de la Antigüedad. Si esto es confirmado, éste sería el segundo pulsar conocido claramente vinculado con un evento histórico. 

En los últimos 2000 años, se han registrado menos de 10 informes de posibles supernovas -la mayoría por astrónomos asiáticos. Hasta ahora, el pulsar de la Nébula del Cangrejo ha sido el único pulsar cuyo nacimiento se puede asociar con un acontecimiento histórico - la supernova de 1054 D.C., la única estrella de neutrones con una edad conocida-. 

Derecha: esta imagen del Chandra ubica al pulsar exactamente en el centro geométrico de los restos de supernova conocidos como G11.2-0.3. [más información]

"Determinar la edad exacta de los objetos astronómicos es muy difícil", dijo Victoria Kaspi de la Universidad McGill de Montreal, Canada, "y por esta razón, los registros históricos de supernova son tan importantes".

Kaspi y sus colegas utilizaron al Chandra para ubicar el pulsar y lo encontraron exactamente en el centro geométrico de los restos de la supernova conocida como G11.2-0.3. Estos resultados fueron presentados en al reunión de la Sociedad Americana de Astronomía realizada a comienzos de enero en San Diego, California. La localización exacta del pulsar proporciona suficiente evidencia de que el pulsar, una estrella de neutrones que gira 14 veces por segundo, se formó en la supernova de 386 D.C. (1615 años de edad).

Debido a que los pulsares una vez formados huyen rápidamente del sitio de la explosión de supernova, el hecho de que Chandra encontrara al pulsar en el centro de los restos implica que el sistema debe ser muy nuevo. 

"Creemos que el pulsar y los restos de supernova G11.2-0.3 son escombros de la explosión observada por los chinos hace 1600 años", dijo Mallory Roberts, también de la Universidad de McGill. "Aunque esto en sí es apasionante, también plantea nuevas interrogantes sobre lo que sabemos de los pulsares durante sus inicios".

Estas interrogantes surgieron cuando el equipo de investigación del Satélite Japonés Avanzado para Cosmología y Astrofísica (ASCA en inglés) aplicó la actual velocidad de rotación a modelos recientes para determinar la estimación de vida de un pulsar y compararla con la edad de G11.2-0.3. El resultado fue una edad de aproximadamente 24 000 años - muy anterior al año de su nacimiento 386 D.C.

see captionPara explicar esta contradicción, el equipo del Chandra argumentó que este pulsar puede tener hoy aproximadamente la misma velocidad de rotación que la que tenía al momento de su nacimiento. Si lo anterior es cierto surgirían importantes repercusiones sobre lo que actualmente se sabe acerca de los pulsares, que podrían girar más lento de lo que se había pensado anteriormente.

Izquierda: esta imagen del Chandra muestra dentro de la Nébula del Cangrejo a un joven pulsar, vrestos de la supernova que vieron astrónomos chinos en 1054 D.C. [más información]

Entre mediados de abril y mediados de mayo de 386, la súbita aparición de una nueva estrella, presumiblemente una supernova, fue registrada por observadores chinos hacia la dirección en el cielo ahora conocida como la constelación de Sagitario. En los setentas, radio-astrónomos descubrieron una nébula de gas y partículas de alta energía en expansión, llamada G11.2-0.3. Se piensa que la nébula son restos de la explosión vista por los chinos. En 1997, un equipo de astrónomos de rayos X descubrieron un pulsar en la misma dirección del cielo gracias al ASCA.

Chandra observó a G11.2-0.3 con el Espectrómetro Avanzado de Imágenes CCD dos veces: el 6 de agosto y el 15 de octubre del 2000 durante aproximadamente 20 000 y 15 000 segundos respectivamente. Estas imágenes son complemento de las observaciones iniciadas hace 1614 años por Chin Shu y T`ung-chih, quienes sin duda se asombrarían de lo que se ha aprendido sobre los pulsares y las supernovas.

El Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA en Huntsville, Alabama, EEUU, administra el programa Chandra. El Centro Smithsonian de Rayos X controla la ciencia y las operaciones de vuelo desde Cambridge, Massachusetts. Estos resultados fueron presentados por Vicki Kaspi y Mallory Roberts, de la Universidad McGill, durante la reunión de la Sociedad Americana de Astronomía en San Diego, California. También participaron en la investigación Gautum Vasisht del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. Eric Gotthelf de la Universidad de Columbia, en la ciudad de New York; Michael Pivovaroff de la compañía Thermawave, Inc., de Fremont, California; y Nobuyuki Kawai del Instituto de Investigación en Física y Química de Japón. Kaspi también pertenece al Instituto de Tecnología de Massachusetts en Cambridge, EEUU y Roberts es Becario Postdoctoral Meritorio de Quebec, Canadá. La Fundación Nacional para la Ciencia de Estados Unidos y el NSERC de Canadá, también han aportado fondos para este trabajo. 

Nota del Editor en español: La supernova del año 386 fue registrada por los astrónomos chinos, Chin Shu y T`ung-chih. 

Enlaces en la Red (en inglés)

Rayos X - Otra forma de luz -- lo básico sobre los rayos X, de la página principal del Chandra en Harvard.

Observatorio de Rayos X Chandra -- página principal del observatorio orbital de la NASA.

Observatorio de Rayos X Chandra -- otra "página principal" sobre el Chandra de Harvard.