Mira, la estrella cometa

Al filo de la galaxia

El Telescopio Espacial Hubble acaba de publicar una espectacular imagen de ESO 510-G13, una galaxia que desde la Vía Láctea se ve de canto.
Vista desde la Tierra, ESO 510-G13 se parece mucho a nuestra propia galaxia. De hecho, prácticamente tenemos la misma vista de las dos, aunque nosotros estemos inmersos dentro de la Vía Láctea y ESO 510-G13 se encuentre a 150 millones de años luz en dirección de la constelación de Hydra. La zona oscura es una banda de polvo que oscurece el brillo de las estrellas.

Algo singular en la fotografía, sin embargo, es la oblicuidad del disco galáctico. Los astrofísicos suponen que ESO 510-G13 ha sido protagonista de una colisión con una galaxia cercana y está en pleno proceso de fagocitación. Durante esta mezcla cósmica, las fuerzas gravitacionales distorsionan las estructuras de las galaxias. Finalmente, la galaxia pasará a tener un disco regular.

La Vía Láctea también está en proceso de engullir a varias pequeñas galaxias. Dos de ellas se ven a simple vista en el Hemisferio Sur: son las Pequeña y Gran Nube de Magallanes.

Esta imagen fue obtenida por el Telescopio Espacial Hubble durante el mes de abril de este año 2001, para la NASA y el Equipo de Herencia del Hubble.