Mira, la estrella cometa

Exitoso encuentro de Deep Space 1 con el cometa Borrelly

La sonda Deep Space 1 ha tenido un encuentro cercano con el cometa P/Borrelly y según las primeras noticias el sobrevuelo ha sido todo un éxito.

El Encuetro

La sonda Deep Space 1 de la NASA tuvo ayer un encuentro controlado (y esperado) con el cometa P/Borrelly. Este ingenio espacial logró acercarse a menos de 2200 kilómetros del núcleo cometario, hacia las 22:30 TU del 22 sep 2001.

En palabras del director del proyecto, Marc Raymand, «las imágenes y el resto de datos que hemos recibido del cometa Borrelly hasta el momento ayudarán a los científicos a aprender bastante sobre estos intrigantes miembros de la familia del Sistema Solar. Es muy excitante ser uno de los primeros humanos que vislumbran los secretos que este cometa ha guardado desde antes de que se formaran los planetas».

Según explica el JPL, los cuatro instrumentos de la sonda funcionaron como se esperaba.

  • Los monitores de iones y electrones comenzaron a registrar datos del ambiente del cometa varias horas antes del encuentro.
  • Hora y media después (y durante dos minutos) el espectrómetro infrarrojo obtuvo información sobre la composición del núcleo del P/Borrelly.
  • Media hora antes del máximo acercamiento, la Deep Space 1 comenzó a obtener imágenes en blanco y negro del cometa. La mejor imagen, tentativamente, fue obtenida tan solo unos minutos antes.
  • Dos minutos antes, la cámara fue apagada para que los monitores de iones y electrones obtuvieran datos acerca de la coma interna del cometa (la atmósfera que envuelve al núcleo).

Las imágenes de este acercamiento se prevé que se hagan públicas la próxima semana en una rueda de prensa ofrecida por el equipo responsable de la sonda.

Deep Space 1: una sonda vanguardista

La Deep Space 1 fue lanzada al espacio el 24 oct 1998 y fue la primera de una serie de nuevos vehículos interplanetarios en los que se prueban tecnologías punteras. Los objetivos de Deep Space 1 están centrados en pasar cerca del asteroide 1992 KD en julio de 1999.

La Deep Space 1 es una de las misiones de la NASA para probar tecnología punta. Lo más novedoso de la DS1 es su sistema de propulsión, inspirado en la ciencia ficción. Se trata de acelerar mediante un campo magnético iones y expulsarlos: de esta forma, y atendiendo a las leyes de la conservación de la masa y la energía, la nave también sufre una aceleración que aumenta su velocidad.

Además, también se ha probado en la sonda un sistema de piloto automático controlado mediante inteligencia artificial. Con un sistema de aprendizaje programado, la nave realiza los cálculos necesarios para llegar a sus objetivos, sin depender de comandos exactos enviados desde Tierra. Esto significa que en lugar de ordenar girar a la izquierda, luego a la derecha, luego frenar, etc, se le dice a la sonda algo similar como "vete a tal asteroide". Gracias a este sistema la NASA podría ahorrarse una cantidad importante de dinero y enviar muchas más sondas al espacio sin agotar la limitada capacidad humana y temporal de sus radioantenas.

La Deep Space 1 tuvo un encuentro cercano con el asteroide (9969) Braille en julio de 1999, que sobrevoló a tan solo 27 km de distancia.

El cometa P/Borrelly

El cometa P/Borrelly fue descubierto por el francés Alphonse Louis Nicolas Borrelly en diciembre de 1904, mientras patrullaba en busca de cometas.

El P/Borrelly no es un cometa especialmente activo, y por tanto brillante, pero puede llegar a ser visto a través de instrumentos ópticos pequeños por los aficionados. Se trata de un cometa de periodo corto que da una vuelta alrededor del Sol cada 7 años aproximadamente, en una órbita elíptica. Actualmente se encuentra a 1,34 Unidades Astronómicas del Sol (entre las órbitas terrestre y marciana) y a 1,5 UA de la Tierra. Precisamente, el perihelio del P/Borrelly (su máximo acercamiento al Sol) fue el pasado día 14 sep 2001.

Otros encuentros cometarios

La gesta de la Deep Space 1 es poco común. Mientras que hoy en día existen ya bastantes asteroides estudiados, incluso alguno con satélite artificial como es el caso del Eros y la sonda NEAR, apenas hay fotografías de núcleos de cometas. De hecho, las únicas que existían a día de hoy son las del encuentro entre la sonda europea Giotto y la japonesa Vega con el cometa P/Halley en 1986.

Posteriormente, la Giotto fue sacada de su hibernación para sobrevolar al cometa Grigg-Skjellerup el 2 jul 1990.

Actualmente hay preparadas otras misiones a cometas, como la Rossetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) que se dirigirá al P/Wirtanen. La NASA ya tiene en órbita a la StarDust, que se dirigirá al cometa P/Wild-2 para obtener, por vez primera, muestras de un cometa y retornarlas a la Tierra. También tiene propuesto el lanzamiento de la sonda Deep Impact que viajaría hasta el cometa P/Tempel 1 y la sonda Contour que sobrevolaría varios cometas.