Mira, la estrella cometa

La atmósfera del planeta de HD 209458 es más parecida a la de Venus que a la de Júpiter

El científico español Agustín Sánchez Lavega, uno de los mayores expertos mundiales en atmósferas planetarias, nos ha ofrecido su punto de vista sobre el anuncio de la detección de sodio en el planeta extrasolar de la estrella HD 209458.
Agustín Sánchez Lavega pertenece al Departamento de Física Aplicada I de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales y Telecomunicación (Universidad del País Vasco). Buena parte de su actividad científica la ha dedicado al estudio de las atmósferas planetarias de Júpiter y Saturno.

info.astro: Si en sucesivas observaciones se va completando la detección de otros elementos, a parte del sodio, ¿qué conocimientos podremos obtener a partir de la composición atmosférica de este planeta extrasolar?

Agustín Sánchez-Lavega. La detección de otros elementos, y sobre todo la medida de su abundancia, comparada con la de la estrella, aportaría información sobre la formación de ese planeta y la composición química de la nube protoplanetaria de la que se formó. También nos permitiría constreñir el perfil presión-temperatura en la atmósfera y la presencia o no de nubes (y en tal caso su tipo) en sus capas exteriores.

info.astro: Al orbitar tan cerca de la estrella, ¿cuales podrían ser las principales diferencias en la dinámica atmosférica entre este planeta y la de Júpiter o Saturno?

Agustín Sánchez Lavega: La dinámica atmosférica de este planeta esta regida por la intensa radiación recibida de su estrella, lo que hace que a diferencia de Júpiter y Saturno, la fuente interna de calor no juegue ningún papel en la circulación atmosférica en la atmósfera superior (presiones < 100 bares). El otro factor decisivo es que dada la avanzada edad del planeta y (más o menos como el Sol) y al encontrarse tan cerca de la estrella, se espera que su rotación esté sincronizada a la órbita (período unos 3,5 días). Con estos dos parámetros es de esperar que la dinámica atmosférica difiera sustancialmente de la de Júpiter y Saturno, siendo más parecida a la de Venus. Un cálculo simple sugiere que deben de soplar vientos globales desde el hemisferio caliente (el que siempre apunta hacia la estrella) al "frío" de más de 200 metros por segundo. Finalmente señalar que la naturaleza de las nubes, si se confirma, será totalmente diferente a la de los gigantes solares. Probablemente sean las partículas de derivados del magnesio y silicio, e incluso quizás de hierro, las únicas capaces de condensar a las infernales temperaturas de 1100 grados o más allí reinantes.

info.astro: Estudiar un planeta por su espectro ¿es muy diferente a su trabajo actual sobre atmósferas planetarias? ¿Plantea dedicarse en el futuro al estudio de planetas extrasolares?

Agustín Sánchez Lavega: No tan distinto. Es, de hecho, una práctica corriente en el estudio de los gigantes solares. La diferencia es que en el sistema solar estudiamos "el espectro de reflexión" de la luz solar sobre el planeta, y en el caso de HD 209458 lo que se ha estudiado es el "espectro de transmisión" de la luz de la estrella a través de la atmósfera del planeta (esto en el Sistema Solar sólo se puede hacer para Venus ya que Mercurio carece de una atmósfera sustancial). En el futuro se obtendrán también espectros de reflexión de este y de otros planetas extrasolares.
En nuestro grupo de atmósferas planetarias de la Universidad del País Vasco estamos dando los primeros pasos en el estudio de los planetas extrasolares. Recientemente he abordado una posible clasificación de la dinámica atmosférica de estos objetos que el lector interesado puede encontrar en la revista Astronomy and Astrophysics Vol. 337, 354-360 (2001).