Extrañas Gemínidas

¿Qué son los meteoros Gemínidas? Los científicos no están seguros. Tal vez pedazos de algún exótico asteroide, o polvo de un cometa extinto. En cualquier caso, pronto estarán aquí.
ver leyenda Cuando la espectacular tormenta de meteoros de las Leónidas del 2001 finalmente amainó el mes pasado, muchos observadores de meteoros principiantes se hacían la misma pregunta: "¡¿Cuándo ocurrirá la próxima lluvia de meteoros?!"

La respuesta es "ahora". Hoy la Tierra está entrando a las afueras de una polvorosa nube de desperdicios cósmicos, esparcida por un misterioso objeto cuyo nombre es Phaethon 3200. Es el comienzo de la tormenta anual de meteoros Gemínidas, cuya máxima intensidad tendrá lugar este año los días 13 y 14 de diciembre.

Arriba: Este rasante de las Leónidas, que surcó 80 grados del cielo el pasado 18 de noviembre, 2001, fué demasiado largo como para ser captado en su totalidad por el campo de visión de la cámara. Los observadores del cielo podrían ver Gemínidas rasantes similares a éste tras de la puesta del Sol, este 13 de diciembre. Crédito de la imagen: M. Vasseur y P. Martin. [más información]

La tormenta de las Gemínidas, de dos semanas de duración, es apenas una llovizna por el momento -- solamente unos 5 ó 10 meteoros por hora. Pero pronto crecerá en intensidad 10 veces o más.

Usted puede participar en el evento principal, que comenzará justo después del atardecer de este jueves, 13 de diciembre.

"Cuando se oculte el Sol este jueves", dice Bill Cooke del Centro Marshall para Vuelos Espaciales (Marshall Space Flight Center) de la NASA, "Géminis estará a baja altitud, pero ascendiendo por el horizonte oriental [visto desde una latitud media en el hemisferio norte]. Usted no observará muchos meteoros entonces, pero los que vea serán probablemente hermosos rozadores de Tierra" -- es decir, meteoroides en desintegración que vuelan sobre el horizonte casi paralelos a la atmósfera. Los rozadores de Tierra son largos, brillantes y vívidos. Un espectáculo inolvidable.

"Después de más ó menos una hora de observar rozadores, usted podría regresar a su casa por unas horas para entrar en calor", añade Cooke. Mientras tanto, Géminis continuará ganando altura en el firmamento. "Alrededor de la media noche regrese afuera nuevamente", nos sugiere. "Géminis estará casi directamente sobre nuestras cabezas. Desde la media noche hasta el amanecer del viernes 14 de diciembre, usted podrá ver hasta 100 estrellas fugaces por hora".

Las recomendaciones de Cooke son correctas para los observadores que se encuentren en cualquier zona horaria de los Estados Unidos o Europa. Visite SpaceWeather.com para encontrar sugerencias de observación para otras partes del mundo.

ver leyenda

Arriba : Los meteoros Gemínidas salen de un punto llamado "el radiante" en la constelación Géminis. Marcado aquí con un punto rojo, el radiante se elevará por encima del horizonte en la dirección este, poco después del atardecer del 13 de diciembre. La actividad meteórica alcanzará un máximo entre la medianoche y el amanecer del 14 de diciembre, cuando el radiante se localice a gran altura en el cielo. [más mapas celestes]

Hoy en día las Gemínidas son generalmente catalogadas como una de las mejores lluvias anuales de meteoros. Pero no fue siempre así. Poco antes de mediados del siglo 19 no había Gemínidas, o al menos no suficientes como para llamar la atención. La primera tormenta de las Gemínidas apareció de repente en 1862, sorprendiendo a los observadores, quienes vieron 15 o más estrellas fugaces por hora.

Los astrónomos comenzaron inmediatamente a buscar un cometa. La mayoría de las lluvias de meteoros son el resultado de desechos cósmicos evaporados de un cometa conforme este pasa cerca del Sol. Cuando la Tierra pasa a través de tales desechos, vemos una tormenta de meteoros.

Por más de un siglo los astrónomos buscaron en vano al padre de las Gemínidas. Finalmente, en 1983, el Satélite para Astronomía Infrarroja (Infra-Red Astronomy Satellite ó IRAS) de la NASA observó algo. Tenía varios kilómetros de ancho y se movía prácticamente en la misma órbita que los meteoroides Gemínidas. Los científicos lo llamaron Phaethon 3200.

ver leyenda Pero en vez de resolver el problema del parentesco de las Gemínidas, el descubrimiento del IRAS simplemente hizo más profundo el misterio. ¿Porqué? Porque Phaethon parece ser un asteroide. De hecho está catalogado como uno de los asteroides potencialmente peligrosos, puesto que suele pasar a solamente unas 8 veces la distancia entre la Tierra y la Luna. Los asteroides que esparcen desechos en el espacio como un cometa son en verdad raros, y por consiguiente los astrónomos están aún más desconcertados.

Arriba : En 1996, este insólito asteroide, conocido como Elst-Pizarro, apareció brevemente con una cola, tras de, tal vez, una colisión con otro objeto en el cinturón de asteroides. ¿Es ésto lo que le sucedió a Phaethon 3200 hace mucho tiempo? Brian Marsden del Centro para los Planetas Menores (Minor Planet Center) discute la posibilidad en un artículo de Ciencia@NASA sobre las gemínidas del año pasado.

Desde entonces, muchos observadores del cielo han acabado por recordar a las Gemínidas como una lluvia de meteoros "extraña" -- la única causada por un asteroide. Pero tal vez, dice Cooke, no sea tan rara después de todo. "No creo que las Gemínidas provengan de un asteroide. Son cometarias... como cualquier otra lluvia de meteoros. Phaethon 3200 es ciertamente el padre, pero es un cometa extinto o durmiente".

De acuerdo con Cooke, Phaethon probablemente era muy similar a otros cometas hace muchos siglos, con una cabeza borrosa y una brillante cola de polvo. Pero en razón a su órbita de periodo corto y cercana al Sol, el cometa fue rápidamente llevado a su prematura extinción. Cada año y medio, Phaethon vuelve a moverse hacia el Sol desde el cinturón de asteroides y pasa muy cerca de él, a una distancia de solo 0.14 unidades astronómicas -- aún más cerca que el planeta Mercurio. Tales encuentros cercanos con el Sol, han de haber cocinado a Phaethon, evaporando sus hielos y dejando tras de él una capa de rocas y polvo tipo asteroide.

Este tipo de cometas, que se pasan de cocimiento, son seguramente abundantes, dice Mike A'Hearn (Universidad de Maryland), el investigador principal de la misión Impacto Profundo de la NASA. "Los estudios dinámicos sugieren que tal vez, desde unos pocos hasta un 50% de todos los objetos cercanos a la Tierra, son cometas durmientes o extintos, disfrazados de asteroides".

ver leyenda A distancia, no hay manera segura de distinguir entre los dos tipos de objetos. "Tanto los cometas como los asteroides del cinturón principal de asteroides son muy oscuros", dice Lucy McFadden (Universidad de Maryland), un miembro del equipo científico de Impacto Profundo. "Y no sabemos de ningún compuesto químico robusto o de alguna huella espectral que identifique de manera definitiva el núcleo de un cometa". En verdad, dice, "aún si pudiésemos volar hasta Phaethon podría darse el caso de que no pudiésemos decidir si es un cometa extinto" sin mirar, de algún modo, el interior de su corteza.

Arriba : Los científicos no están muy seguros de cómo son las capas superiores de un cometa. Estos dos modelos, por ejemplo, están en desacuerdo acerca de la profundidad del manto y su estructura. [ más información]

Eso es exactamente lo que la sonda Impacto Profundo hará con el cometa Tempel 1 cuando viaje hacia él en el año 2005, y excave un cráter dejando caer un impactador de 350 kg. sobre el cometa. Uno de los objetivos de la misión es aprender de qué están formadas las cortezas de los cometas y qué hay debajo de ellas. "Tal vez en unos cuantos años nos sentiremos más confiados acerca de la huella química del núcleo de un cometa", añade McFadden.

Mientras tanto, Phaethon 3200 probablemente continuará siendo un problema. ¿Son las Gemínidas causadas por el polvo antiguo de un cometa extinto, ó son pedazos de un exótico asteroide? Nadie lo sabe. Pero no deje que esto lo desanime de salir afuera de su casa este 13 y 14 de diciembre. Este es un misterio que es mejor ponderarlo bajo un cielo oscuro... ¡con una ráfaga de hermosas Gemínidas pasando sobre nuestras cabezas!

Nota del Editor : A menos que se indique lo contrario, los atardeceres, los amaneceres y los tiempos mencionados en estos artículos son siempre "locales" -- es decir, correspondientes al lugar donde usted vive.

Enlaces a la Red y más...

Historia de las Gemínidas -- de "Cometas y Lluvias de Meteoros" de Gary Kronk

ver leyenda Los desconcertantes Meteoros Gemínidas -- (Ciencia@NASA) En este artículo acerca de la tormenta de meteoros Gemínidas del 2000, Brian Marsden del Centro para los Planetas Menores (Minor Planet Center) discute la posibilidad de que Phaethon 3200 sea un asteroide.

Derecha : Estos dos meteoros surcaron el cielo a través de Orión el 13 de diciembre de 1998, durante la lluvia de meteoros Gemínidas. El más tenue de los dos es un Gemínida; el más brillante es un meteoro esporádico o tal vez un Coma Berenícida. Detalles de la fotografía: video cámara CCD Astrovid 2000, lente de 12 mm f1.2, velocidad del obturador 1/60 seg. Crédito: T. Phillips.

La órbita de Phaethon 3200 en 3D -- (JPL) Esta "miniaplicación", (applet en inglés), programada en lenguaje Java le permite a usted explorar la órbita de Phaethon 3200.

El "Cometa" Elst-Pizarro -- (ESO) a este extraño asteroide le creció una cola y, por un rato, se pareció a un cometa.

Recomendaciones para fotografiar Gemínidas - (SpaceWeather.com) Capture las Gemínidas en película y envíe sus imágenes para publicación.

Más recomendaciones de Observación -- (SpaceWeather.com) mapas celestes y pistas para observar la tormenta de meteoros Gemínidas del 2001.