Mira, la estrella cometa

Beagle 2: Buscando vida en Marte

Charles Darwin, abordo del Beagle surcó los mares para redescubrir los órigenes de la vida en la Tierra. La misión Mars Express espera hacer lo mismo con la Beagle 2.

Beagle

Beagle 2 es el pequeño explorador que forma parte de la misión Mars Express, de la Agencia Espacial Europea (ESA). La Mars Express consta de un satélite artificial, que realizará mapas de la superficie de Marte, y del explorador Beagle 2. A diferencia de la Mars Pathfinder y de Spirit y Opportunity, el explorador europeo no es un rover.

¿Para qué ir a Marte?

Mars Express es una misión que ha puesto a prueba a los ingenieros de la ESA y del Reino Unido para desarrollar una misión con coste reducido, en tiempo récord y, aunque el tiempo dirá si realmente el trabajo de ingeniería ha sido serio, buena parte de este objetivo ya está cumplido. Pero no sólo se ha ido a Marte como excusa para gastar dinero en la industria aeroespacial. Con sus sólo 68 kilogramos, la Beagle 2 es una de las sondas con mayor relación carga científica/carga total.

Los científicos, a la hora de diseñar los instrumentos, han querido centrarse en las siguientes cuestiones:

  • Buscar agua.
  • Buscar carbonatos minerales (en la Tierra los carbonatos suelen estar asociados a actividad biológica).
  • Buscar residuos orgánicos.
  • Estudiar la complejidad y estructura de cualquier material orgánico encontrado (se entiende por orgánico a los compuestos del carbono).
  • Estudiar la composición atmosférica para buscar indicios de vida y establecer la historia geológica del planeta, así como su climatología.
  • Investigar el estado de oxidación de la superficie marciana y del interior de las rocas. Marte es rojo por la oxidación de las rocas férreas.

Para cumplir estos objetivos científicos, la Beagle 2 posee diferentes instrumentos y herramientas.

Instrumental

Hay dos zonas donde se concentran los instrumentos científicos. Uno es el caparazón del explorador (desde donde salen los pétalos solares) y el otro, la mano del brazo robótico, llamada PAW (acrónimo que en español se traducen como plataforma de trabajo de posición ajustable).

En el caparazón tenemos la electrónica de soporte y comunicación, los sensores ambientales y el Paquete Analizador de Gas.

En el PAW se alojan:

  • Un espectrógrafo de rayos X. Bombardeando las rocas con átomos radiactivos (cadmio-109 y hierro-55), se emiten rayos X que, estudiados, dan información sobre la composición y edad de las rocas.
  • Un microscopio óptico. Se utilizará para examinar si el origen de las rocas es volcánico o sedimentario.
  • Una estereocámara. Un par de cámaras que permitirán obtener imágenes en tres dimensiones de los alrededores y fotografías de los satélites de Marte, Fobos y Deimos.
  • Un espectrómetro Mössbauer. Estudiará la composición rocosa.
  • Un triturador de rocas.
  • Un espejo gran angular. Permite a la estereocámara obtener una panorámica del lugar.
  • Y un topo, llamdo Pluto. Herramienta para extraer muestras del suelo marciano de hasta un metro y medio de profundidad. A continuación, lleva las muestras al Paquete de Análisis de Gas.
En la imagen superior se pueden ver de cerca.

Vida útil

La misión primaria de la Mars Express está prevista finalizar el 23 jun 2004, aunque es probable que las operaciones se extiendan hasta 12 nov 2004.

Desinfección garantizada

Para investigar rastros de vida, pasados o presentes, en otros planetas, los responsables de las misiones especiales tienen que prestar especial cuidado en esterilizar por completo las sondas de vida terrestre. No solo porque el material terrestre pueda dar falsos positivos, sino para prevenir una hipotética (pero altamente improbable, a decir de los científicos) colonización.

Referencias