Mira, la estrella cometa

Bola de fuego en España

Los investigadores buscan restos de la bola de fuego que cruzó España el pasado domingo.
Según relataba el domingo el diario El Mundo: «Cientos de españoles han llamado a los servicios de emergencia para informar de que han visto bolas de fueg cruzar el cielo. El extraño suceso ha sido avistado en las provincias de Madrid, Albacete, Valencia, Castellón, León, Palencia y A Coruña».

Testimonios

En Palencia y León, muchos lugareños informaron de sentir una gran explosión, que hizo temblar los cristales de las ventanas. En los medios de comunicación se muestran fotografías y vídeos de la bola de fuego, que se vio a plena luz del día.

En Barrapunto, un lector reportó que «Hoy, a eso de las 17.30h, sobre Valencia, se veían hacia el Oeste 4 estelas, parecidas a las blancas que deja un avión a su paso por el cielo, pero de color naranja».

Desde Zamora, J. Tapioles relata lo observado: «Esta tarde cuando el reloj marcaba las 17:45 y nos disponíamos a preparar el pienso para las ovejas, mi hijo menor de 17 años pudo ver como un gran bólido entraba en la atmósfera con no mucha velocidad de color blanco y con un diámetro aparente de 2/3 del diámetro de la luna. El bólido tuvo su encuentro con la atmósfera sobre unos 60° de altura con dirección Noreste. Según mi hijo se parecía al destello que da la soldadura eléctrica. [...] El rastro permaneció en el cielo por mas de 30 minutos largos con un color blanquecino y parecía que se veía por debajo de los numerosos cirros que esta tarde cubrían el cielo».

Investigación

Aunque según los expertos, la probabilidad de encontrar restos en tierra de la bola de fuego es pequeña, se han hecho varias búsquedas en Palencia y Cuenca. A ésta última región, se han desplazado investigadores del Centro de Astrobiología, alertados por las autoridades que parecen haber encontrado cráteres de 30 centímetros de diámetro en un lugar con vegetación incinerada.

Jordi Llorca, de la Red de Investigación de Bólidos y Meteoritos afirmó que el objeto que produjo el fenómeno se trató probablemente de material cometario, «por su fragilidad y luminosidad». Añadió que «con la escasa información que tenemos por el momento es muy difícil conocer el tamaño y su composición, ya que suelen desintegrarse al llegar a la Tierra a enormes velocidades».

Quedan por determinar muchas cuestiones, como la trayectoria exacta del objeto o si en la explosión sobre León se fragmentó en múltiples trozos (que explicarían su observación desde puntos tan distantes de la Península Ibérica y la masa original del cuerpo).

Bolas de fuego

Las bolas de fuego (o bólidos) son fenómenos similares a las estrellas fugaces, aunque de brillo muy superior.

Precisamente el domingo, máximo de la lluvia de estrellas fugaces conocidas como Quadrántidas. Esta lluvia es una de las más activas del año, con 100 meteoros por hora. Los meteoros están compuestos de material cometario. Generalmente tienen el tamaño de granos de arena y al entrar en contacto con la atmósfera, se desintegran, produciendo el rastro luminoso que identificamos como estrella fugaz.

Sin embargo, en ocasiones tienen un tamaño mucho mayor, como el de una pelota de fútbol, y producen bolas de fuego que al no desintegrarse por completo logran llegar al suelo: es entonces cuando hablamos de un meteorito.

Por la trayectoria de la bola de fuego, algunos expertos opinan que pudiera no estar relacionada con las Quadrántidas.

Más información