¿Primera imagen de un planeta extrasolar?

Un astrofísico estadounidense cree haber obtenido una imagen de un planeta extrasolar, aunque aún trabaja en la confirmación.
BBC News anunció la posible primera imagen de un planeta extrasolar, que habría sido captada por el Telescopio Espacial Hubble. En la imagen, obtenida por John Debes (Universidad Estatal de Pennsylvania) se puede ver un puntito de luz junto a una estrella. Debido a la cercanía, el autor de la fotografía intuye que podría tratarse de un planeta de entre 5 y 10 veces la masa de Júpiter oribitando alrededor de la estrella. Sin embargo, este hecho está por confirmar: >b>podría tratarse de una estrella no relacionada físicamente con la primera, pero visualmente cercana.

Buscando agujas en pajares

La consecución de imágenes de planetas extrasolares es uno de los santos griales de la astronomía actual. Es muy difícil fotografiarlos con la tecnología actual, debido a que los planetas reflejan poco brillo y se sitúan relativamente cerca de la estrella a la que orbitan. La detección de planetas extrasolares se ha realizado, en su mayoría, a través de métodos indirectos, como la perturbación en la velocidad de movimiento de la estrella debido a la traslación del planeta a su alrededor.

En realidad, hay un problema de concepto, ya que se han fotografiado cuerpos celestes de masa planetaria, pero flotando libremente. Los planetas errantes descubiertos por astrofísicos del Instituto de Astrofísica de Canarias tendrían entre 5 y 18 masas de Júpiter. Por su masa entran dentro de la categoría de planetas, pero los objetos detectados (formados hace pocos millones de años) no orbitan a ninguna estrella. Y si no se crearon alrededor de una estrella ¿cual es su origen? Actualmente, es un enigma sin clara respuesta.

Falsas alarmas

No sería la primera vez que alguien cree haber fotografiado un planeta extrasolar. En el año 1998, la NASA hizo pública en una rueda de prensa la que creían primera imagen de un planeta extrasolar. El supuesto planeta, de nombre de TMR-1C, aparecía en un sistema binario y se especulaba que tenía entre 2 y 3 veces la masa de Júpiter. Sin embargo no había más prueba que la fotografía, como en el caso anunciado por BBC News.

Meses después, Susan Terebey, la principal responsable de la investigación, realizó mediciones de la composición química de TMR-1C con el telescopio Keck. Y dos años después, sin rueda de prensa esta vez, admitió en un artículo científico que lo que presuponían planeta en realidad era una estrella de fondo.

Más información