Mira, la estrella cometa

Un faro en M87

El Instituto Científico del Telescopio Espacial (STScI) ha publicado algunas imágenes del chorro de materia de la galaxia M87 en su página del Proyecto de Herencia del Hubble. M87 es una galaxia situada en el cúmulo de Virgo. Hacia 1918, el astrónomo H.D. Curtis observó que en M87 había un «curioso rayo» que sobresalía de ella.
En 1950 se asoció una de las fuentes de emisión de radio más potentes del cielo, Virgo A, con este jet. Hoy en día, los astrofísicos creen que el chorro, de color azulado (en contraste con el color amarillo de M87), está compuesto por partículas subatómicas como los electrones, que han sido acelerados a velocidades cercanas a la de la luz.

El superagujero negro que se encuentra en el centro de la galaxia posee una masa de mil millones de soles. A su alrededor, gira un disco de materia que es propulsada y concentrada por las intensas líneas de campo magnético. Tanto la luz como la emisión en radio que observamos está producida por las partículas que recorren estas líneas. A esto se le conoce como radiación sincrotrón. La intensidad y frecuencia de la radiación sincrotrón, llamada así por los aceleradores de partículas que producen este efecto, está directamente relacionada con la fuerza del campo magnético y la energía de las partículas cargadas que afectan al campo. En realidad, se emiten dos chorros en direcciones opuestas, que pueden alcanzar varios millones de años luz de longitud.

Generalmente no se detectan estos chorros extragalácticos en el rango visible, sino en el de radio, aunque se especula sea culpa del limitado poder separador de los telescopios ópticos. Algunas otras galaxias que poseen jets como M87 son 3C 273 y 3C 264. Curiosamente, también se observan estos chorros de radiación sincrotrón en estrellas jóvenes aunque, por supuesto, a una escala mucho más pequeña.

M87 es una galaxia gigante de tipo elíptico, perteneciente al cercano cúmulo de galaxias de Virgo, mucha de las cuales son visibles con telescopio de aficionados (incluída M87). Se encuentra a 50 millones de años luz de la Vía Láctea. A esta distancia, el Telescopio Espacial no resuelve estrellas individuales. Los puntos brillantes que se observan en la fotografía de M87 y su jet obtenida por el Hubble son cúmulos globulares, aglomeraciones de miles de estrellas que orbitan la galaxia a cierta distancia de su núcleo.