Mira, la estrella cometa

La masa oscura podría no ser necesaria

Hasta ahora, los científicos buscan el origen del 90% de la masa faltante en el Universo. Al observar rotar las galaxias, la velocidad de las estrellas es muy grande. Contando toda la masa que se observa en la galaxia (en forma de estrellas, planetas, y nebulosas) ésta es insuficiente para retener a las estrellas... éstas deberían salir despedidas hacia el espacio, pero el hecho es que siguen rotando en torno al núcleo galáctico. ¿Dónde está ese 90% de la masa que no se ve?
A día de hoy habían dos hipótesis diferentes. Por un lado, la masa oscura "fría", que apunta a que ese 90% de la masa estaría en forma de partículas exóticas. Por otro lado, la masa oscura "caliente" explica que el 90% de la materia no observada estaría escondida en forma de numerosísimos planetas y estrellas frías muy débiles.

McGaugh trabajaba en la rotación de galaxias de bajo brillo superficial. Sus datos no encajaban bien dentro del modelo de la materia oscura "fría" (partículas exóticas cuya naturaleza exacta es desconocida). Sin embargo, topó con la llamada Dinámica Newtoniana Modificada (DINEMO, o MOND en inglés) que explicaba perfectamente las observaciones.

DINEMO es una teoría ad hoc, es decir, una modificación realizada a las leyes de la mecánica de Newton exclusivamente para resolver el problema de la rotación de las estrellas en las galaxias. Es por ello por lo que los físicos y astrofísicos se sienten algo incómodos. Sin embargo, a decir de los "conversos", funciona muy bien. Esta modificación fue propuesta por Moti Milgrom, de la Institución Weizmann (Israel), en 1983.

La modificación a la gravitación de Newton rompe uno de los pilares básicos de la Física, la equivalencia entre masa incercial y masa gravitacional en condiciones de pequeñas aceleraciones. Según se explica en AstroCosmo «DINEMO propone que la masa inercial de un cuerpo depende de la intensidad del campo al cual está sometido». Por tanto, «una estrella que está a gran distancia del centro de una galaxia está inmersa en un campo gravitacional débil, así su masa inercial es más pequeña, y cuesta menos acelerarla para mantenerla en órbita».

McGaugh aplicó a la teoría de la Gran Explosión un modelo que contuviera sólo la cantidad de materia "normal" que indican los datos de DINAMO en las galaxias. Para sorpresa de todos, fue una de las pocos modelos en ajustarse bien a los datos del globo aerostático científico Boomerang. «Lo que predije fue la amplitud del segundo pico del espectro de potencia del fondo de radiación cósmico de microondas, en comparación con el primero».

Sin embargo, DINEMO dista mucho de ser una teoría ampliamente aceptada. Cole Miller, colega suyo, opina que aún es muy temprano para determinar cual de las teorías es cierta. A McGaugh esto no le preocupa mucho, cree que es natural un escepticismo ante ideas tan radicales como DINEMO la primera vez que se tiene constancia de ella. «Pero para ser francos, creo que deberíamos aplicar el mismo grado de escepticismo a la materia oscura».

A DINEMO, por su parte, le quedan también muchas causas teóricas pendientes.

Más información