IMO requiere observaciones de una nueva lluvia

La Organización Internacional de Meteoros (IMO) hace un llamamiento a los observadores de meteoros para seguir una lluvia nueva, las Coma Berenícidas de Enero.
Roberto Gorelli y Alastair McBeath, de IMO, han alertado sobre una posible nueva lluvia menor de meteoros. Se trata de las Coma Berenícidas de Enero, cuya actividad estaría asociada a material expulsado por el cometa Lowe.

El cometa Lowe fue descubierto en 1913, pero se cuentan con muy pocas observaciones históricas de él. Gorelli y McBeath explican que existen posibles registros de su observación en un paso anterior, en el año 1750. Por tanto, la órbita se desconoce con precisión, pero los cálculos indican que tiene «el potencial para impactar con la Tierra durante la segunda mitad del siglo XXI».

Los autores de este estudio estiman que los meteoros de esta lluvia tendrían una velocidad de 59 km/s (similar a la de las Perséidas) y el radiante de la nueva lluvia estaría situado en alfa = 188°, delta = +22°. El máximo se produciría el próximo 24 ene 2001. Existen algunos registros de observaciones visuales de años recientes que podrían coincidir con meteoros asociados a esta lluvia.