Mira, la estrella cometa

En el universo, también el pez grande se come al pequeño

Astrónomos del Instituto de Astrofísica de Canarias descubren restos de una galaxia que está siendo digerida por La Vía Láctea.

¿Formación de galaxias o canibalismo?

La ley de la selva, viene a decir que o comes o te comen. Pues en el espacio pasa exactamente lo mismo. Sólo, que no son animales ni peces los que se comen unos a otros. Son galaxias las que crecen alimentandose de otras galaxias. Ahora, acabamos de descubrir que, para nuestra galaxia La Via Láctea, es hora de comer. Esta sentada a la mesa digiriendo a una pequeña y apetitosa galaxia.
«Estos restos de la galaxia Sagitario encontrados a 60° Norte constituyen los restos más alejados de su galaxia progenitora que se hayan detectado nunca».

Aunque esto de que nuestra galaxia se coma a un semejante se puede denominar canibalismo, nos podemos sentir más tranquilos cuando sepamos que este es un proceso normal en el universo. En realidad este proceso forma parte de la teoría de formación de las galaxias que más se acepta actualmente. Al formarse el universo, son las galaxias pequeñas las que primero se forman, y luego estas, al unirse van formando galaxias más grandes. Por tanto es valido el concepto de que una galaxia crece y se alimenta de otras galaxias.

Menú del día: Galaxia con patatas.

Pues una galaxia llamada Sagitario que se descubrió en 1994. Es una galaxia muy pequeña que está tan cerca de la nuestra que podriamos decir que está en nuestra propia galaxia, pues se situa en nuestro halo galáctico. ¿Y como es que no se habia descubierto antes? Pues por que en vez de estar situada cerca de nuestro sistema solar, está escondida justo al otro lado de nuestra galaxia, es decir detrás del centro galáctico. De ahí el nombre que se le ha puesto (Sagitario) por estar en la constelación de sagitario. Esta constelación es bien conocida por contener el centro de nuestra galaxia, posiblemente un agujero negro y también muchos cumulos, nebulosas y gran cantidad de polvo que impide precisamente ver lo que hay al otro lado.

¿Y que tal va la digestión?

Pues parece ser que bien. Esta galaxia pequeña (Sagitario) gira en una orbita polar alrededor de la nuestra, que es mucho más grande. Pero como la digestión ya está en marcha, la pequeña galaxia no está ya en una pieza, sino que está estirada o disgregada a lo largo de su órbita. En 1998 investigadores estadounidenses descubrieron que parte de la galaxia estaba disgregada hasta unos 34° hacia el polo sur de nuestra galaxia. Y por simetria se sospechaba que debia haber una rama equivalente hacia el norte.

Pues astrofísicos del IAC acaban de publicar el 10 de marzo, en la revista especializada Astrophysical Journal Letters, las evidencias de un sistema estelar de estrellas jovenes que parecen pertenecer a la rama norte de la galaxia Sagitario. Estos restos estelares están situados a 60° hacia el polo norte y confirma que la galaxia sagitario está muy estirada y disgregada. Al menos abarca un arco desde 60º norte hasta los 34° sur, pero se sospecha que su materia bien podria estar dispersada por toda su órbita formando un anillo alrededor de la Vía Láctea. Parece que la digestión está bastante avanzada. ¡Buen provecho!