Mira, la estrella cometa

Un paseo en 3D por Orión

El Centro de Supercomputación de San Diego (EEUU), dependiente de la Universidad de California, ha creado una animación en la que se realiza un paseo virtual por la Gran Nebulosa de Orión (M42).

La Galaxia Digital

En colaboración con artistas gráficos, el Centro de Supercomputación de San Diego produjo una animación de 2 minutos y medio de gran resolución para su pase en el Planetario Hayden. Esta animación consiste en un sobrevuelo sobre la Gran Nebulosa de Orión y ha sido creada usando grandes supercomputadores.

En general, los planetarios son capaces de mostrar hasta 9 mil estrellas que tienen en su sistema, pero el Planetario Hayden usa un sistema digital hecho a medida que usa 7 proyectores y un computador SGI Onyx2, que renderiza las imágenes en tiempo real y es capaz de combinarlos a los gráficos ya generados. Gracias a esta capacidad, el Planetario Hayden puso en marcha el proyecto denominado La Galaxia Digital, para ver no sólo la constelaciones, sino nuestra galaxia y poder viajar por ella.

James S. Sweitzer, del Planetario Hayden, afirma que «uno de nuestros objetivos era crear una biblioteca de modelos digitales de objectos astronómicos», sumando unos 200 mil, incluyendo estrellas, nebulosas y cúmulos que se encuentran en catálogos astronómicos.

Dennis Davidson, el director del proyecto, explica que «hemos obtenido las coordenadas de todas las estrellas observables y las transformamos en coordenadas galácticas en un solo conjunto de datos». Sin embargo, «si el disco de nuestra galaxia fuera una pizza, el área de las estrellas catalogadas solo cubre una porción de pepperoni». ¿Qué ocurre con los 100 mil millones de estrellas no catalogadas que conforman el resto de la galaxia? El computador genera su apariencia mediante estadística. Comparadas con las 10 mil estrellas del resto de los planetarios ¡no hay duda ninguna de que valdría la pena una visita a este centro!

Un viaje por Orión

Uno de los grandes problemas con los que se encontraron al crear las nebulosas era que el software comercial que generaba imágenes virtuales no tenían capacidad para simular nebulosas. «Las tomas con movimiento de objetos difusos representan un problema para el renderizado, y los expertos de visualización del Planetario Hayden no creían que nadie pudiera crear películas con apariencia real», según cuenta Jon Genetti, responsable del programa MPIRE y adscrito al Centro de Supercomputación de San Diego.

Para crear la simulación del viaje sobre la Nebulosa de Orión, los responsables han obtenido la colaboración de astrofísicos expertos en la dinámica de esta nebulosa. La secuencia final, de dos minutos de gran resolución, está compuesta por 31 mil fotogramas que ocupan más de 100 gigabytes de disco. Estos fotogramas han sido creados usando un IBM RS/6000 con más de 900 procesadores trabajando en paralelo, tarea que consumió doce horas.

El videoclip de la animación ocupa 30 MB en formato MPEG.