¡Miren!, ¡Escuchen!, ¡Las Líridas!

La lluvia de meteoros de las Líridas llegará a su máxima intensidad este domingo 22 de abril. Observar las Líridas es ya de por sí divertido, pero por probar algo nuevo usted puede ahora también escucharlas usando usando el radar para meteoros de NASA directamente en Internet.

Los domingos son por lo regular días de asueto, buenos para dejar apagada la alarma del reloj y despertarse tarde. Pero este domingo es diferente. Antes del amanecer de este 22 de abril, aquellos que se levanten temprano podrán admirar la primera lluvia de meteoros de la temporada de observaciones astronómicas del 2001: Las Líridas.

" Este es un buen año para las Líridas, porque la Luna estará casi en su fase nueva cuando la tormenta de meteoros llegue a su máximo, " dijo el Dr. George Lebo, profesor de astronomía y académico del programa de verano 2001 de NASA/Marshall. " Digamos que salvo por la usual polución lumínica urbana, el cielo estará bastante oscuro "

Los meteoros típicos de la lluvia de las Líridas son casi tan brillantes como las estrellas de la constelación de la Gran Cacerola [n.d.t. también conocida como Osa Mayor], lo cual hace que esta lluvia sea ideal para observadores con poca experiencia. Los observadores veteranos suelen recordar muchas de las brillantes estrellas fugaces de las Líridas de años pasados. Tales meteoros, algunos tan brillantes como el planeta Venus, dejan por lo regular, notorias marcas de su trayectoria en el cielo, las cuales se conocen como trazas persistentes (en inglés persistent trains). Tales trazas no son sino estelas de humo dejadas en la atmósfera por el meteoro, y que pueden permanecer visibles en el cielo por varios minutos.

Arriba: El artista Duane Hilton pintó esta bella escena que representa una humeante traza dejada por un meteoro durante la lluvia de las Líridas en un cielo previo al amanecer sobre el Valle de Owen en California, plasmado en un fondo de hermosas iridiscencias.

El mejor tiempo de observación, no importa dónde viva usted, será durante las horas previas a la aurora de este domingo, entre las 2 y las 5 de la madrugada, tiempo local. Simplemente vaya usted afuera de su casa y mire hacia arriba. Generalmente es preferible mirar hacia el norte. Aquellos observadores que se encuentren localizados en areas rurales podrán ver una estrella fugaz cada varios minutos.

Los meteoros de las Líridas aparentan salir desde un punto común en el cielo (llamado punto radiante de la lluvia de meteoros) cerca de la estrella Vega -- una brillante estrella casi tres veces más grande que nuestro Sol. Hace unos 14 mil años, el vacilante eje de rotación de nuestro planeta solía apuntar hacia Vega. La 'Estrella del Norte' era Vega y no Polaris como lo es hoy en día. Más recientemente Vega volvió a ser famosa como una de las 'estrellas' de la versión cinematográfica de la novela de Carl Sagan Contacto . Si usted vive a una latitud media hacia el Norte, Vega estará situada casi directamente sobre su cabeza antes de que el Sol salga la mañana de este domingo.

Izquierda: Los meteoros de las Líridas salen de un punto común en el cielo que se localiza cerca de la estrella Vega y la constelacion de Lira. A las 3 a.m. tiempo local, el radiante (marcado aquí con un punto rojo) estará situado a unos 60 grados sobre el horizonte en la dirección Este para aquellos observadores que vivan en una latitud media hacia el Norte. [mapa estelar]

Ahora bien, aunque los meteoros de las Líridas parecieran salir desde un lugar vecino a la estrella Vega, nada tienen que ver con este distante astro (Vega se encuentra a una distancia de 25 años luz de la Tierra). Los meteoriodes que componen las precipitaciones de las lluvias Líridas son solamente pequeñas partículas de polvo dejadas atrás como un desperdicio cósmico por el cometa Thatcher dentro de los limitados confines de nuestro sistema solar. La Tierra, pasa a través de la estela de polvo regada por el Thatcher a una velocidad relativa de 49 km/s (es decir ¡110,000 millas por hora!). Los meteoroides --que no suelen ser más grandes que granos de arena-- atraviesan la atmósfera terrestre y se desintegran en forma espectacular, luciendo como brillantes estelas de luz.

Las lluvias Líridas también son propensas a tener ocasionalmente alguna explosión. Casi todos los años durante el mes de Abril, no hay mas de 10 o 15 meteoros por hora durante los momentos mas intensos de la lluvia, pero a veces, cuando la Tierra pasa a través de una zona de polvo más densa de lo común entre la estela del Thatcher, el ritmo se intensifica. Por ejemplo, aquellos que observaron los cielos en 1982 pudieron ver unas 90 Líridas por hora. Y aún más interesante fue la explosión documentada en 1803 por un periodista de Richmond, Virginia, quien escribió lo siguiente:

" Estrellas Fugaces. Este fenómeno eléctrico [sic] fué observado la mañana del pasado miércoles en Richmond y sus cercanías, de un modo que alarmó a muchos, y dejo atónitos a todos los que lo presenciaron. Desde la una hasta las tres de la mañana, los brillantes meteoros parecían caer de todo punto en los cielos, y con tal frecuencia que hacía pensar en una lluvia de fuegos pirotécnicos..." [ref]

¿Qué haran las Líridas este 2001? ¡La única manera de saberlo con seguridad es saliendo este domingo y mirar hacia arriba!

Aunque de hecho... existe otra manera. Hoy en día usted puede inclusive escuchar también a las Líridas.

Los científicos de el Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA (NASA Marshall Space Flight Center), en el Directorado de Ingenieria (Engineering Directorate) operan un radar que funciona las 24 horas del día para monitorear el polvo cósmico en las zonas cercanas a la Tierra. La bocina del radar toca directamente en Internet, de tal suerte que usted puede escuchar los ecos las Líridas con este radar durante la tormenta. El radar es tan sensible que puede registrar meteoros mucho más débiles en intensidad que los que puede detectar el ojo humano bajo las mejores condiciones.

Haga click aquí para escuchar el radar de meteoros
desde Ciencia@NASA

La lluvia de meteoros de las Líridas en turno comienza el 16 de abril. Llegará a su máxima intensidad el día 22 y terminará el 25. El radar está ya detectando algo de actividad de baja intensidad en las Líridas, con un crescendo que se espera llegue a su máximo el 22 de abril. La mejor hora para escuchar es durante las horas cercanas al amanecer de Huntsville, Alabama, donde el radar se localiza. Recuerde que los meteoros, cuando se escuchan en radio, no se apagan cuando el Sol sale -- de modo que usted puede seguir escuchando sus sonidos, llamados onomatopéyicamente en inglés "pings" aún ya entrada la mañana. Huntsville se localiza en la zona horaria central de los Estados Unidos; por tanto las horas ideales para escuchar son de las 3 a.m. hasta alrededor de las 9 a.m. CDT (CDT son las siglas que en inglés indican Central Daylight Time, es decir Horario Diurno de la Zona Central), es decir entre las 0800 y las 1400 UT.

Para noticias actualizadas sobre las lluvias Líridas visite SpaceWeather.com.

Nota del Editor: La lluvia de meteoros de las Líridas se observa mejor desde una latitud situada en el hemisferio norte, donde el radiante se localiza a una altura razonable sobre el horizonte. Aquellos observadores que vivan en el hemisferio Sur, una latitud de hasta -30 grados, podrán ver algunas Líridas, pero probablemente algo muy esporádico. Para los observadores del cielo que vivan al sur del ecuador, la mejor manera de disfrutar este show astronómico será usando el radar de Internet.

Enlaces en la Red

Partículas de Polvo Cometario -- Aprenda más acerca de polvo de cometas y meteoroides, desde la página electrónica del programa JPL Stardust ("Polvo de Estrellas")

Derecha: ¿Como es un meteoroide? Esta figura muestra uno que tiene solamente 10 micras de diámetro. Fué capturado por una aeronave tipo U2 en la parte alta de la estratósfera antes de que tuviera oportunidad de quemarse o de caer al suelo. [más información]

La basura espacial más pequeña de la naturaleza -- artículo de Ciencia@NASA: Usando un radar experimental en el Centro Marshall de Vuelos Espaciales, un grupo de científicos se encuentran monitoreando pequeños pero peligrosos meteorioides que sobrevuelan nuestro planeta.

Comet C/1861 G1 Thatcher, el padre de los desperdicios cósmicos de las estelas Líridas, orbita alrededor del Sol aproximadamente cada 415 años en una órbita elíptica inclinada unos 80 grados con respecto al plano del sistema solar. Debido a que el cometa permanece la mayoría del tiempo lejos de los planetas, sufre de relativamente pocas perturbaciones gravitacionales. Como resultado, su estela de desechos es bastante estable y las lluvias Líridas han podido ser observadas por al menos 2600 años. [más información]