Mira, la estrella cometa

Crónica: Stephen Hawking en Granada (y II)

La visita del profesor Stephen Hawking, el pasado 24 de abril, causó gran interés en la ciudad de Granada (España). Tras una rueda de prensa a los periodistas en el Instituto de Astrofísica de Andalucía, Hawking impartió un seminario de cosmología para los miembros del IAA, que se detalla en esta segunda y última entrega de la crónica.

Seminario de S. Hawking en el Instituto de Astrofísica de Andalucía

La presentación de Stephen Hawking. fue realizada por el Doctor Víctor Aldaya, astrofísico en el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) e investigador teórico en el complicado tema de la gravedad cuántica, que ha colaborado con él en varias ocasiones. Resaltó los estudios de Hawking junto con Roger Penrose sobre la singularidad del Big Bang, y la búsqueda de una teoría en Gravedad Cuántica sobre los agujeros negros, introduciendo la radiación que lleva su nombre (Radiación de Hawking). Asimismo, Aldaya resaltó la investigación que el profesor Hawking está llevando a cabo en el terreno de las teorías supersimétricas.

El seminario del Doctor Hawking tuvo un alto nivel matemático, algo absolutamente necesario para el desarrollo de una Teoría Cuántica de Campos. Para comenzar, repasó las ecuaciones de campo de la Relatividad General de Einstein. Según esta teoría físico matemática, el espacio y el tiempo se encuentran unidos, creándose un artificio matemático denominado métrica, responsable de la forma y curvatura del continuo espacio-tiempo. Estas métricas dependen de muchos factores, siendo uno de los más importantes la masa de las partículas o cuerpos que se introducen en la teoría. Para poder explicar el movimiento y evolución temporal de dichas partículas, se introducen las acciones, que en realidad son unas integrales matemáticas que ya han surgido en Teoría Cuántica de Campos para explicar cómo se mueven las partículas elementales bajo las interacciones electromagnéticas (la eléctrica y la magnética), fuertes (la responsable de la cohesión de los nucleones en los átomos) o débiles (la causante de la radiactividad).

Para explicar cuánticamente la creación del Universo recurre a una métrica con puntos estacionarios, esto es, que posean unas propiedades especiales en el tiempo y el espacio. Esta métrica recibe el nombre de "de Sitter". En ella, se considera un universo plano envuelto en una esfera cuatridimensional (el espacio y el tiempo). Esta esfera sirve para imponer unas condiciones de borde que se utilizarán para la resolución de las ecuaciones de Einstein.

Posteriormente, continuó el desarrollo matemático con la búsqueda de la función a dos puntos. Esta función es necesaria para ver cómo evolucionan las propiedades existentes entre dos puntos cualquiera al avanzar el tiempo. Si estas propiedades cambian considerablemente, se crean perturbaciones en la métrica de "de Sitter". Son precisamente las perturbaciones lo que van a dar lugar al Universo: si la sopa primigenia de partículas originada en el Big Bang hubiese sido homogénea, no se hubiesen podido crear las macroestructuras que derivarían en supercúmulos de galaxias. Por lo tanto, es necesaria la resolución de las cinco ecuaciones de Einstein que surgen al imponer las condiciones de límite de la esfera en cuatro dimensiones para obtener teóricamente la buscada función a dos puntos.

Por simplicidad, de los cálculos (que llegados a este punto son aún mas complicados), Hawking sólo considerará la parte más sencilla de la acción combinada (la que se comporta como un escalar, esto es, como un número, no como un vector o un tensor), que ajusta a la función a dos puntos. Pero lo que realmente interesa es una adaptación de esta función a dos puntos que se pueda comparar con las fluctuaciones observadas en el fondo de microondas de la radiación cósmica de fondo. Con ello, se puede definir un límite observacional para la validez de la teoría física sobre el nacimiento y posterior evolución del Universo que está construyendo. Este límite es función de un parámetro N, que a su vez depende de si se considera en la acción un término con masa efectiva o no, pero que en ambos casos es elevado.

Por último, el profesor Hawking destaca las tres características básicas que debe incorporar un modelo final en Cosmología. En primer lugar, el modelo debe satisfacer la aproximación de N grande para que sea observacionalmente compatible (la teoría sea capaz de explicar las observaciones astronómicas). Por otro lado, el estado de "de Sitter" debe tener una inflación continua. Esto quiere decir que en la creación del Universo, éste se expandió de golpe sólo una vez en una única inflación (ver modelos cosmológicos para la creación del Universo). Para finalizar, debe incorporar "ghosts", esto es, fantasmas, algo que se nos escapa por el momento, pero que los físicos teóricos encontrarán tarde o temprano.

Hawking prevé la creación de bebés fuera del cuerpo humano (... o cómo es tratado un físico teórico por los medios de comunicación)

No es la primera vez que me dispongo a realizar un artículo crítico sobre cómo es tratada la Astronomía o la Ciencia en general en los medios de comunicación. Con motivo del famoso eclipse de Sol del verano de 1999 ya escribí algunas líneas sobre ello. En esta ocasión, nos encontramos ante la visita a la bella ciudad de Granada de uno de los físicos teóricos más brillantes del momento, Stephen Hawking. En todo el mundo es conocida la lucha que mantiene este eminente científico con una extraña enfermedad, la esclerosis múltiple amiotrófica, que lo ha confinado a una silla de ruedas, responsable de que sólo pueda comunicarse a través de un sintetizador de voz que hace funcionar moviendo un dedo pulgar.

Stephen Hawking es un genio, un luchador y un divulgador nato. Su libro "Historia del Tiempo", publicado en 1988, ha sido el mayor libro de divulgación científica de la Historia, sólo compitiendo con el inolvidable "Cosmos" de Carl Sagan. La magistral conferencia que impartió el pasado martes 24 de abril en la ciudad de la Alhambra dejó impresionados a todos los asistentes, entre los que tengo el honor de incluirme. Sin embargo, cuando al día siguiente compré el periódico "Ideal" de Granada, sentí un vacío muy importante en cómo trató dicho noticiario a tan inusual evento.

En primer lugar, quiero destacar un aspecto que considero muy importante: en ningún momento el periódico comenta que la conferencia está organizada por el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA). Simplemente, no me lo puedo creer. El IAA lleva impartiendo conferencias divulgativas desde hace más de cinco años, prácticamente todos sus miembros han pasado por ellas, y se ha tenido una aceptación bastante importante entre las personas residentes en la ciudad, estudiantes o no, profanos o estudiosos, que asistían a ellas. Al principio, el periódico "Ideal" reservó a los miembros del IAA un espacio para el resumen de la conferencia, algo que, tras un par de años, dejó de hacerse por la falta de interés del diario, llegado al punto en el que actualmente ni siquiera se pasa una nota de prensa anunciando el tema de la charla, y la persona que la llevará a cabo. La conferencia de Hawking se iba a realizar en el IAA, pero como no dispone de un salón de actos muy grande (unas sesenta plazas), los organizadores (los astrofísicos del Instituto de Astrofísica) pensaron en trasladarla a un lugar donde tuviera un auditorio mayor. Es así como se pusieron en contacto con la Caja Rural de Granada, que gustosamente cedió una de sus instalaciones, algo que se agradece considerablemente.

Es por este hecho que creo conveniente en estas líneas agradecer sinceramente a los miembros del IAA por su esfuerzo y dedicación de enseñar y divulgar la ciencia que están realizando, animándoles a continuar con las excelentes conferencias sobre temas astrofísicos de actualidad que están impartiendo. Quiero felicitar a D. Rafael Rodrigo, director de la institución, por el esfuerzo que supone que estas conferencias sigan adelante. Quiero dar las gracias a los responsables de la organización de las conferencias, a D. Antxón Alberdi y D. Emilio J. Alfaro, por el exquisito trato que tienen con todas las personas que asisten a las charlas. Especialmente, quiero agradecer en nombre de todos a D. Víctor Aldaya, verdadero responsable de que Stephen Hawking haya estado en Granada.

Pero continuemos, que aún no hemos acabado. Posiblemente, aún se pregunte el lector de este artículo a qué viene el titular del mismo. Aquí va la respuesta: es el titular que apareció en este periódico por motivo de la conferencia del profesor Hawking. Dicho artículo no habla de Física Cuántica o de Partículas, de Astrofísica, de Cosmología o de los múltiples aspectos que tocó nuestro ilustre conferenciante a lo largo de su exposición. (ver el resumen de la conferencia). Para el autor del artículo del "Ideal", lo más destacado de toda la charla fue el momento en el que Hawking habló de cómo podría el ser humano ser más inteligente. Obviamente, la respuesta es aumentando el tamaño del cerebro. Pero este aumento tiene un límite obvio: el conducto natal. Si el ser humano quiere poseer mayor masa cerebral para ser más inteligente, deberá pasar por la creación de fetos fuera del cuerpo materno.

En este punto, el artículo de dicho periódico realiza comentarios sobre ingeniería genética que, en mi modesta opinión, fueron mucho menos interesantes que otros comentarios que el profesor Hawking puntualizó brillantemente. Quiero enfatizar un aspecto: no estoy en contra de que se hable del tema de la ingeniería genética, sino en contra de que no se trataran los verdaderos temas que apuntó el conferenciante. Y no es la primera vez que algo de esto ocurre con algún científico.

Obviamente, la visita de Hawking a Granada mereció algo más que un artículo de casi dos páginas. También los redactores efectuaron sus apuntes sobre el tema. Obviamente, sobran los comentarios de comparar a Hawking con las historias del "Gran Hermano", Tamara y Dinio, que averigua tú quiénes son, y hablar del "Bib-Bang". Pero, ¡en fin!, me guardaré este comentario.

Por último, quiero enfatizar el bombo que le ha dado ya no sólo "Ideal", sino también las televisiones nacionales e incluso otros diarios del país, a los comentarios del profesor Hawking sobre el famoso turista espacial. Sinceramente, creo que en la rueda de prensa que impartió por la mañana en la sede del Instituto de Astrofísica de Andalucía, el sutil sentido del humor que posee este genio de la Física tocó más aspectos, mucho más serios e importantes, aparte del viaje del multimillonario estadounidense Dennis Tito a las estrellas, bajo previo pago de 3 700 millones de pesetas al gobierno ruso. Pero creo que los periodistas no lo entendieron.

Ángel Rafael López Sánchez es licenciado en Física Teórica por la Universidad de Granada y Presidente de la Agrupación Astronómica de Córdoba.