Mira, la estrella cometa

Andalucía prepara un reglamento sobre contaminación luminosa

El miércoles 30 de mayo de 2001 se celebró en el Salón de Actos del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) una rueda de prensa sobre el tema de la Contaminación Lumínica en Andalucía.
La mesa estaba presidida por D. Manuel Pezzi, Presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. En ella también se encontraban los representantes de los tres centros astrofísicos que existen en Andalucía. Representando al IAA se encontraba su presidente, D. Rafael Rodrigo. En nombre el Instituto de Radioastronomía Milimétrica (IRAM) asistieron el director y el co-director del organismo en Granada, D. Rainer Mauersberger y D. Juan Peñalver. En representación del Centro Astronómico Hispano Alemán, CAHA, responsable del Observatorio de Calar Alto (Almería) se encontraba el director de esta institución, D. Roland Gredel.

D. Rafael Rodrigo inició la rueda de prensa presentando a los miembros de la mesa e introduciendo las dos proposiciones no de ley que ha propuesto el grupo socialista a la Junta de Andalucía. Una de ellas quiere proteger directamente la contaminación lumínica y radioeléctrica en los observatorios de Calar Alto y Sierra Nevada. La segunda es una ley de protección general del cielo nocturno en toda la comunidad andaluza porque el cielo, según la carta de los derechos de las generaciones futuras de la UNESCO:

Las personas de las generaciones futuras tienen derecho a una tierra indemne y no contaminada, incluyendo el derecho a un cielo puro

Protección Radioeléctrica y Lumínica para IRAM y Observatorio Astronónomico IAA en Sierra Nevada

A continuación, el doctor D. Rainer Mauersberger realizó una breve ponencia sobre la protección radioeléctrica para el observatorio milimétrico de Pico Veleta. Explicó que la astronomía milimétrica estudia la luz en longitudes de onda de milímetros y centímetros. La radiación artificial que puede emitir en estas frecuencias se encuentra en aparatos de radio, radares, emisiones e televisión, móviles, etc, pero también existen radiación natural en dichas longitudes de onda en nebulosas, estrellas, galaxias, planetas y cuerpos menores de nuestro sistema planetario. En particular, enfatizó que en las nubes moleculares, al igual que en los cometas, existen moléculas complejas, incluso moléculas orgánicas como acetonas o alcoholes, que pueden resultar de vital importancia para entender cómo surgió la vida y cómo ha evolucionado.

Por otro lado, el IRAM es el observatorio de ondas milimétricas más importante del mundo. Situado en el pico Veleta, a casi 3000 metros de altura sobre el nivel del mar, aprovecha esta altitud para estudiar con más profundidad la radiación milimétrica, puesto que la atmósfera no ha absorbido todavía estas frecuencias. IRAM es el resultado de una colaboración internacional entre España, Alemania y Francia, y tiene alrededor de 200 pedidos de observación al año. Muchos astrofísicos viajan a Granada sólo para poder observar con el radiotelescopio, que cuenta con una antena de 30 metros.

¿Por qué se necesita una protección del cielo en ondas milimétricas?. El radiotelescopio es tan sensible que un emisor de ondas milimétricas con la potencia de un móvil situado en el planeta Marte estropearía las observaciones de los astrofísicos. Afortunadamente, aún no hay emisores comerciales en el rango de las ondas milimétricas. Sin embargo, cada vez se usan ondas más cortas para la comunicación. por defectos técnicos, emisores potentes pueden llegar a emitir en longitudes milimétricas, interfiriendo las observaciones astronómicas. Son por estos motivos por los que se solicita una zona de protección alrededor del Observatorio del Pico Veleta, que no impedirá el desarrollo tecnológico y de comunicación en la región andaluza.

Contaminación Lumínica en el Observatorio de Calar Alto

Por mediación del doctor D. Roland Gredel, director de CAHA, se efectuó otra breve ponencia sobre cómo afecta la contaminación lumínica en el Observatorio de Calar Alto. En el territorio español se encuentran los dos mejores observatorios de toda Europa: el Observatorio del Roque de los Muchachos, en la isla de la Palma (Islas Canarias) y el Observatorio de Calar Alto, en Almería. Lo más importante a destacar de ambos lugares es que las condiciones del cielo son tan buenas que permiten observar tanto en regiones del infrarrojo como en la zona visible y en longitudes ultravioletas. Sin embargo, aunque la isla de la Palma posee una Ley de Protección del Cielo Nocturno, en Calar Alto no se tiene algo parecido, por lo que la luz de los pueblos cercanos, en aumento continuamente, está afectando gravemente a la calidad de los cielos a las observaciones astrofísicas.

Durante medio mes, la luz de la Luna influye en la oscuridad del cielo. Pero durante el otro medio mes el Observatorio realiza estudios de objetos muy débiles, como galaxias y cúmulos de galaxias, que ayudan a comprender tanto la evolución de las estrellas como la propia evolución y estructura de nuestro Universo. Es por este motivo por el que se busca un diálogo con los pueblos cercanos para proteger la calidad del cielo. Estas medidas no afectarán en absoluto al turismo o a la economía, sino todo lo contrario. Se propone una inversión en los pueblos para cambiar la iluminación y proteger el cielo. En palabras del propio Roland Gredel, el cielo puro de Andalucía es un tesoro muy apreciado, y se está realizando un gasto innecesario en iluminar incorrectamente las calles y las plazas, con una repercusión negativa en la calidad de la oscuridad del firmamento. Desde CAHA, están dispuestos a colaborar con los ayuntamientos de los pueblos cercanos y asesorarles sobre el tipo de lámparas y farolas que, gastando mucho menos, iluminan más hacia abajo y no hacia el cielo.

El problema de la Contaminación Lumínica en Andalucía

Tras esta intervención, continuó el director del IAA, D. Rafael Rodrigo explicando en qué consiste la contaminación lumínica y cómo está afectando, en particular en el caso de Granada. La contaminación lumínica es el brillo o resplandor de luz en el cielo nocturno producido por la reflexión y la difusión de luz artificial en los gases y en las partículas del aire por el uso de luminarias inadecuadas y/o excesos de iluminación. El mal apantallamiento de la iluminación de exteriores envía la luz de forma directa hacia el cielo en vez de ser utilizada para iluminar el suelo. Algunas emisiones de luz problemática son las de los estadios de fútbol, los faros de los coches, el reflejo de la luz de la ciudad en las nubes de polvo y contaminación que se crean sobre los núcleos urbanos, además de las emisiones radioeléctricas.

D. Rafael Rodrigo mostró una imagen sorprendente realizada desde el Observatorio del IAA de Sierra Nevada. Se trata de una fotografía de 360º de todo lo que se ve en torno al observatorio. Con sólo tres minutos de exposición, destacaba claramente la emisión de luz proveniente de lámparas con mercurio de la ciudad de Granada. También se percibía extraordinariamente los efectos del alumbrado en la Costa del Sol (Málaga, Fuengirola, Marbella), y la zona del cinturón comercial de Granada (Albolote). La luz que provenía de Pradollano (la estación invernal de esquí de Sierra Nevada) era algo más tenue porque las luminarias que dispone son de sodio a baja presión, contaminando mucho menos. No obstante, se puede apreciar el reflejo de la luz de Pradollano en la cúpula del observatorio contiguo. Además, se apreciaban los efectos de los faros de una máquina quitanieves y, más débil por la obstrucción de la zona más al Sur de Sierra Nevada, se podía apreciar la luz que proviene de la Costa del Sol granadina (Motril).

El director del IAA insistió que la empresa que gestiona la estación de esquí de Sierra Nevada, CETURSA, se puso en contacto con ellos para paliar en lo posible la contaminación lumínica de Pradollano, y es por este motivo que dispone de luces de sodio a baja presión. La gran ventaja del uso de este tipo de iluminación es doble. Por un lado, contaminan menos, puesto que no emiten en tantas longitudes de onda como las lámparas de mercurio, además de no dejar residuos tóxicos. Por otro lado, suponen un ahorro importante en la factura de la luz. Es verdad que las lámparas de sodio a baja presión son algo más caras, pero la inversión se rentabiliza porque duran dos veces más y son dos veces más eficaces, obteniéndose un factor cuatro en el ahorro. De esta forma, se unen las observaciones astronómicas con el progreso tecnológico.

Además, es necesario realizar un cambio en las farolas. En las luminarias tipo globo (los famosos Chupa-Chups) se pierde entre un 60 y 70 % de la luz, que se emite hacia el cielo. De esta forma, hay que alumbrar correctamente hacia el suelo, realizando un apantallamiento adecuado para proteger las posibles fugas de luz hacia el firmamento. Otras medidas que se deben tomar son el apagado de los edificios públicos y los monumentos a una hora prudente de la noche, cuando no haya ninguna persona que los observe, como puede ser las 12 de la noche. Esta medida, por ejemplo, sí se lleva a cabo en la Alhambra.

Propuestas de la Comisión de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para proteger el Cielo Nocturno

Por último, tomó la palabra D. Manuel Pezzi, Presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Andalucía tiene la suerte de poseer tres centros muy punteros en la astrofísica mundial: el Instituto de Astrofísica de Andalucía, el Instituto de Radioastronomía Milimétrica y el Centro Astronómico Hispano Alemán. La idea que quieren transmitir en la conservación de las condiciones óptimas para la observación tanto en ondas milimétricas como en radiación visible, y evitar que vaya a más este tipo de contaminación.

Esta petición ya se había realizado por parte de estos centros científicos, e incluso en el año 1999 se reiteró la protección del cielo nocturno en Calar Alto, debido a las altas emisiones luminosas que se estaban comenzando a tener en los pueblos cercanos, como en Las Almenas, Elegido, Agua Dulce e incluso la localidad de Baza. Estas propuestas no son una novedad; ya en el año 1990 se hizo una guía de protección del cielo nocturno para Sierra Nevada en una colaboración entre el IAA y CETURSA, siendo uno de los resultados más importantes el cambio de las lámparas de mercurio a sodio. De esta forma, debería darse una protección legal desde los centros públicos. Es así como el grupo socialista ha propuesto dos proposiciones no de ley para que se aprueben el día 31 de mayo por el Parlamento de Andalucía. Estas dos proposiciones son las siguientes:

  1. Protección de los observatorios astronómicos de Calar Alto y Sierra Nevada.
  2. Protección del Cielo Nocturno en la Comunidad Autónoma Andaluza.
Ambas proposiciones son igual de importantes , y complementarias entre sí. La protección del cielo nocturno en Andalucía supone, además del enorme ahorro energético, recuperar la visión del cielo estrellado en la comunidad. En la actualidad, muchos jóvenes se sorprenden enormemente al apartarse de las luces de la ciudad y descubrir un cielo totalmente estrellado. ¿Dónde estaban las estrellas?, se preguntan. Pues escondidas por las luces de las ciudades. Este problema, insiste D. Manuel Pezzi, es algo que no es eficiente económicamente.

Por lo tanto, el jueves 31 de mayo se presentarán en el Parlamento de Andalucía estas dos proposiciones, que previsiblemente serán aprobadas por todos los partidos políticos. Si esto ocurre así, se creará una comisión investigadora que se encargará de elaborar una normativa de Protección del Cielo Nocturno en Andalucía, tanto para los observatorios como para el resto de la comunidad.

Precedentes españoles importantes a tener en cuenta

Existen dos precedentes muy importantes en todo este asunto. Sin lugar a dudas, el más famoso es la Ley de Protección del Cielo Nocturno elaborada entre los años 1988 y 1992 en Canarias, para proteger los observatorios del Roque de los Muchachos (isla de la Palma) y el Teide (en Tenerife). Parte de estas competencias se encuentran ya en la Junta de Andalucía, con la disposición de elaborar un Proyecto de Ley de forma inmediata. Sin embargo, este proyecto debe incorporar una protección de las ondas milimétricas, por lo que se debe dirigir al gobierno de la Nación porque este estudio es competencia del Estado.

Por otro lado, en Cataluña se ha aprobado recientemente (en la tercera semana de mayo) una Ley de Protección del Cielo muy buena, que incluye clasificación de las zonas, el tipo de lámparas y luminarias, el horario de los monumentos, insiste en que la luz se debe dirigir hacia el suelo, etcétera. Además, son unas normas que deben cumplirse, por lo que las sanciones económicas que se han impuesto en caso de violar algún artículo de esta ley son considerablemente altas.

Ideas generales de protección que quiere seguir la Comunidad Autónoma

En líneas generales, las ideas básicas a seguir en caso de aprobarse en la Comunidad Autónoma Andaluza ambas proposiciones no de ley son las siguientes:

  1. Clasificación por zonas de todo el territorio andaluz, dependiendo de si son parques naturales y observatorios astronómicos (E1) o por el contrario son zonas importantes dentro de una ciudad (E4).
  2. Sustituir progresivamente las lámparas de mercurio por las de sodio a baja presión.
  3. Colocar las luminarias de forma que la luz se dirija única y exclusivamente hacia el suelo, y que no se refleje la luz hacia el cielo.

Todo lo reglamentaría la Junta de Andalucía junto con todos los ayuntamientos de la comunidad, en busca de una máxima eficiencia y un ahorro económico muy importante. Así, se conseguiría recuperar las estrellas en nuestros cielos, construyendo un mundo mejor al hacer conscientes a los ciudadanos andaluces de su lugar en el Universo, y de la extrema pequeñez del ser humano.

D. Manuel Pezzi insistió también en el tema de que la Contaminación Lumínica es un problema global, y que en Internet se pueden encontrar muchos enlaces y páginas de organismos oficiales y de astrónomos aficionados que informan sobre este problema.

¿Que ventajas económicas conlleva la protección del Cielo Nocturno?

En las preguntas de los periodistas, se insistió en cómo iba a tratarse el tema económicamente. D. Manuel Pezzi respondió que se crearía un fondo económico que se usaría para el cambio de las lámparas de mercurio por las de sodio, una vez que aquéllas terminasen su vida útil. Este cambio se efectuaría de forma gradual, poco a poco. Conforme se fuesen estropeando las luminarias, se efectuaría en cambio en las lámparas. El fondo económico también serviría para que las nuevas instalaciones que se creen en el territorio andaluz ya recojan los aspectos más importantes de la ley (lámparas de sodio y luz apantallada hacia el suelo). Se han realizado unos cálculos aproximados, y se ha estimado que el ahorro que se obtiene tras el cambio de luminarias está en torno a los 5 000 millones de pesetas al año en la Comunidad Andaluza, sólo por cambiar las lámparas de mercurio por las de sodio. El coste de la inversión en el cambio de luminarias y lámparas sólo se haría una única vez, pero el ahorro que se obtendría sería continuo, esto es, ahorro cada año. Aparte de la gran ventaja que supone a los astrofísicos y a los astrónomos aficionados el permitir observar un cielo limpio, lo más importante a tener en cuenta en esta inversión es el enorme ahorro que se obtendría a mediano y largo plazo, que influiría muy positivamente en los bolsillos de todos los ciudadanos.

Ángel Rafael López Sánchez es licenciado en Física Teórica por la Universidad de Granada y Presidente de la Agrupación Astronómica de Córdoba.