Meteoritos dulces

Los científicos han descubierto azúcares en un meteorito, agregando una más a la lista de moléculas orgánicas complejas que han sido encontradas en rocas espaciales.
ver leyenda  Un científico de la NASA ha descubierto azúcares, así como varios otros compuestos orgánicos en dos meteoritos -- lo cual nos ofrece la primera evidencia de que otro bloque fundamental para la construcción de la vida en la Tierra, pudo haber venido del espacio exterior.

El Dr. George Cooper y sus compañeros de trabajo del Centro de Investigaciones Ames (Ames Research Center) de la NASA, encontraron los componentes del azúcar en dos meteoritos ricos en carbono (ó "carbónicos"). Anteriormente, los investigadores habían encontrado, dentro de los meteoritos, otros compuestos orgánicos afines del carbono de mucha importancia para la vida en la Tierra, tales como los aminoácidos y los ácidos carboxílicos, pero no los azúcares.

Arriba: ¿Me pasas el azúcar? El meteorito carbónico Murchison, cuya fotografía se muestra aquí, contiene compuestos orgánicos afines del azúcar. Derechos Registrados, imagen 2001 por New England Meteoritical Services).

Esta reciente investigación se publica en un artículo titulado "Meteoritos Carbónicos como una Fuente de Compuestos Orgánicos afines del Azúcar para la Época Temprana de la Tierra" por Cooper et al., que aparece en el número de hoy de la revista Nature.

"El encontrar estos compuestos amplía considerablemente nuestro conocimiento sobre qué tipo de materiales orgánicos podrían haber estado presentes en la Tierra antes de que comenzara la vida", dice Cooper. " La química del azúcar parece tener íntima relación con la vida desde las épocas más tempranas de nuestra historia. " Investigaciones recientes, en las que se usan proporciones de isótopos de carbono, han situado el origen de la vida en la Tierra hace al menos 3 800 millones de años, dice. (Un isótopo es uno de dos o más átomos cuyos núcleos tienen el mismo número de protones pero diferente número de neutrones).

Por mucho tiempo los científicos han sostenido que los meteoritos y los cometas jugaron un papel importante en el origen de la vida. Al caer a la Tierra durante el periodo conocido como "bombardeo pesado" (heavy bombardment), hace entre 3 800 y 4 500 millones de años, trajeron consigo materiales como el oxígeno, el azufre, el hidrógeno y el nitrógeno que pudieron haber sido críticos para la iniciación de la vida. Los azúcares y sus compuestos afines descubiertos por Cooper, denominados colectivamente con el nombre de "polioles" (en inglés polyols), son críticos para todas las formas conocidas de vida. Estos actúan como componentes de los ácidos nucleicos ARN y ADN, constituyentes de las membranas de las células y fuentes de la energía celular.

ver
leyenda

Arriba: ¿Acaso los cometas trajeron consigo los bloques de construcción de la vida en la Tierra, hace miles de millones de años? Nuevas investigaciones parecen dar credibilidad a esta idea. [más información]

"Este descubrimiento demuestra la posibilidad de que la síntesis orgánica, crítica para la vida, haya ocurrido a lo largo de todo el Universo", dice Kenneth A. Souza, director encargado de astrobiología e investigaciones espaciales en Ames. " En aquellos tiempos, teniendo en cuenta que otros elementos químicos estaban presentes, la vida pudo florecer en la Tierra"

En su estudio de los meteoritos Murchison y Murray, Cooper identificó un azúcar simple llamado "dihidroxiacetona" así como varias substancias afines del azúcar, conocidas como ácidos de azúcar y alcoholes de azúcar. Todas estas substancias son importantes para la vida. Él encontró también un alcohol de azúcar, el glicerol (más conocido como glicerina), que es usado por todas las células contemporáneas para construir las paredes celulares. Además, Cooper descubrío evidencia preliminar de otros compuestos que pueden contener azúcares más complejos, de importancia crítica para el metabolismo, como la glucosa.

ver leyendaDe acuerdo con Cooper, aún hay muchas incógnitas sobre la química que existió en la Tierra antes del origen de la vida. "Lo que encontramos podría ser solamente un tipo interesante de química espacial, y los polioles podrían ser simplemente parientes de los compuestos que de hecho dieron origen a la vida temprana". Continuar con la investigación sobre los meteoritos es esencial para determinar el significado de estos descubrimientos, concluyó.

Derecha :   Los azúcares han sido encontrados en las nubes moleculares interestelares. En la fotografía, Jan M. Hollis, del Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center) de la NASA, en Greenbelt, MD. Crédito: NASA/GSFC

El meteorito Murchinson encontrado en Australia en 1969, es un ejemplo famoso de un meteorito carbónico que contiene numerosos aminoácidos, y una variedad de compuestos orgánicos que se cree jugaron un papel importante en el origen de la vida. El meteorito Murray, que cayó a la Tierra en 1950, es similar al Murchinson en su contenido orgánico.

Estos descubrimientos agregan una nueva e importante pieza al rompecabezas de los orígenes de la vida en la Tierra, y apoya la teoría de que las semillas de la vida pudiesen haber sido esparcidas a lo largo y ancho del cosmos.

Enlaces a la Red (en inglés y en español)

ver leyenda Un cometa llamado Juanito Semillas de Manzana -- (Ciencia@NASA) Un nuevo experimento sugiere que los impactos con cometas pueden haber sembrado las semillas de la vida en la Tierra, hace miles de millones de años.

Azúcar en el Espacio -- (Science@NASA) Los científicos han descubierto glicolaldehido, un familiar molecular del azúcar de mesa, en una nube molecular interestelar.

Derecha: La estructura química de la glucosa y otros azúcares naturales. La glucosa es la principal molécula "combustible" que es usada para generar energía durante la respiración celular. Los azúcares como éstos son más complejos que los que Cooper et al. encontraron en los meteoritos Murchison y Murray. Hay, sin embargo, evidencia preliminar de que estos azúcares complejos podrían también estar presentes.

Científicos descubren azúcar en el espacio -- un comunicado de prensa del Observatorio Radioastronómico Nacional (National Radio Astronomy Observatory)

Meteoritos: ¿Uno o dos cubitos? -- El artículo de investigación "Meteoritos Carbónicos como una Fuente de Compuestos Orgánicos Afines del Azúcar para la Época Temprana de la tierra" aparece en el número del 20 de diciembre de la revista Nature.