Guía para el autoestopista por un asteroide

El año pasado, la sonda NEAR-Shoemaker de la NASA se convirtió en la primera nave en aterrizar en un asteroide.

Abril 5, 2002: Cuando la sonda Shoemaker para Encuentros con Asteroides Cercanos a la Tierra (en inglés NEAR por las siglas de Near Earth Asteroid Rendezvous) de la NASA, visitó el asteroide 433 Eros el año pasado, nadie se encontraba a bordo. Se trataba estrictamente de emoción a distancia, explorando aquél pequeño mundo de 32x13x13 km en forma de papa, a través de ojos robóticos.

Pero, ¿Qué tal si usted hubiera podido conseguir un aventón en una nave espacial del tamaño de un automóvil, al ser ésta lanzada, en febrero de 1996, y hasta culminar en el primer aterrizaje, nunca antes logrado en un asteroide? ¿Qué hubiera usted visto -- y que hubiera descubierto?


Arriba: Una vista longitudinal del asteroide 433 Eros. Crédito: NEAR-Shoemaker. [más información]

A principios del año 2000, después de casi 4 años de viaje, usted se habría emocionado al aproximarse, por fin, a Eros -- lentamente -- apenas lo suficiente como para ser capturado en órbita, a pesar de su débil gravedad de cuerpo pequeño. Entonces, usted habría tenido casi un año para examinar al curioso objeto desde todos los ángulos, tanto en la oscuridad como a la luz del Sol, y desde distancias que irían desde unos 320 km hasta otras tan cercanas como 35 km. Por último, en una emocionante etapa final de cuatro horas, el 12 de febrero del 2001, usted se hubiese aferrado al NEAR mientras este se asentaba delicadamente sobre la superficie de Eros, a una velocidad de caminante. Reposaría, entonces sobre las puntas de dos paneles solares y el filo del fondo de la nave -- un beso interplanetario planeado intencionalmente, con un asteroide nombrado en honor al dios del amor.

Abajo: Estas imágenes fueron tomadas por la nave NEAR Shoemaker conforme descendía hacia la superficie de Eros en Febrero 12, 2001. [más información]

¿Por qué 433 Eros? Si algunos asteroides que se encuentran entre Marte y Júpiter tienen cientos de kilómetros de ancho, ¿No hubiesen sido mejores blancos?

Más grandes sí, ciertamente. ¿Más interesantes? Probablemente no.

433 Eros intrigaba a los científicos por varias razones.

En primer lugar, para averiguar de qué están hechos los asteroides, es mejor que sean pequeños antes que grandes. Los astrónomos han supuesto por mucho tiempo que los asteroides son los sobrantes de la formación del sistema solar hace más de 4 mil 500 millones de años. Pero ¿cuál era entonces, el material primordial? En la Tierra, debido al paso de eones de actividad volcánica y climatológica, es imposible encontrar una roca tan antigua que no haya sufrido cambios. Los asteroides del tamaño de Eros, sin embargo, nunca llegaron a ser lo suficientemente grandes como para fundirse y volver a formarse, de modo que son muestras casi prístinas del material más primitivo del Sistema Solar.

Y ¿Qué antiguos secretos pudiese usted haber visto mientras descendía cerca de su superficie a bordo del NEAR?

Bien, Eros puede ser antiguo y haber permanecido sin cambios, geológicamente hablando, pero también luce bastante vapuleado. En vez de filos agudos en donde pudiese verse su separación de otro cuerpo más grande, o donde haya sido golpeado por otro asteroide, sus picos y las orillas de sus cráteres están redondeados y gastados -- tal vez debido a un proceso llamado "jardinería" en el cual pequeños impactos de polvo interplanetario y gravilla, a lo largo de millones de años, acaban borrando las protuberancias agudas. Su superficie está salpicada por miles de rocas sueltas del tamaño de una casa -- la mayoría de ellas aparentemente han caído de nuevo a la superficie, tras de ser desalojadas del cráter de impacto más grande en Eros (de 8 kilómetros de ancho).

Arriba: Ejemplos de charcos de sedimento plano. La mayor parte de este tipo de formaciones se hallan en los suelos de los cráteres, fuera de su centro y hacia las inclinaciones laterales. [más información]

Además, Eros está cubierto de pequeños cráteres parcialmente llenos con charcos planos de un fino polvo azulado -- polvo que parece asentarse en los cráteres tan suavemente como si fuese un fluido. Tanto las rocas sueltas como los charcos de polvo son sorprendentes por el simple hecho de hallarse en un cuerpo cuya gravedad es tan débil, que un jugador de baloncesto de 200 libras de peso, pesaría allí sólo 2 onzas, y correría el riesgo ¡de lanzarse en órbita a sí mismo si diese un buen salto para lanzar a la canasta!

Otra razón por la cual NASA escogió como blanco a EROS es que, a pesar de ser tan pequeño, es de hecho el segundo más grande de una familia de asteroides que pueden aproximarse a distancias menores de 194 millones de kilómetros del Sol. Esto equivale a sólo unos cuantos millones de km de la Tierra. Después de la Luna, tales asteroides cercanos a la Tierra (en inglés NEAs por sus siglas en inglés de near-Earth asteroids), son nuestros vecinos más cercanos en el Sistema Solar -- de manera que ¡hay que ser buenos vecinos y visitarlos para conocer un poco más acerca de ellos!

Pero averiguar todo lo que podamos acerca de algunos tipos de asteroides cercanos a la Tierra es también actuar con prudencia. ¿Podría Eros alguna vez acercarse lo suficiente como para chocar con la Tierra? No, la mayoría de los asteroides cercanos a la Tierra no representan peligro alguno. ¿Podrían representarlo otros asteroides en diferentes órbitas? Tal vez -- seguramente, más de una docena hicieron cráteres en la Tierra en un pasado distante, y ahora entre 40 y 100 toneladas de desperdicios interplanetarios pequeños, y polvo, caen a la atmósfera de la Tierra diariamente. Si una roca de más de 1 kilómetro de diámetro se estrellase contra la Tierra, olas gigantes, tormentas de fuego y otros fenómenos podrían ser un desastre para nuestra civilización y posiblemente para todas las formas de vida en nuestro planeta. Actualmente un programa de la NASA está escudriñando los cielos para hacer un inventario de todos los asteroides cercanos a la Tierra. Hasta ahora, el total supera las 1800 unidades, pero solamente alrededor de unos 400 están catalogados como "potencialmente peligrosos".

Esta es otra razón para interesarse en visitar a Eros -- averiguar como éste (y otros NEAs) se forman. ¿Están acaso hechos de roca sólida? ¿O son, como muchas montañas en la Tierra -- acumulaciones compactas de escombros? Para cualquiera que deba tomar la decisión, ya sea redirigir un asteroide que se aproxime a la Tierra hacia una órbita diferente (más segura para la Tierra), o bien volarlo en pedacitos con un cohete termonuclear, es esencial saber dónde (en el asteroide) es el lugar más efectivo para dar el empujón, o si los fragmentos se dispersarán tanto como uno lo desea.

Derecha: Cráteres con forma cuadrada en 433 Eros. [más información]

Y, echando un vistazo a Eros desde su ventajosa situación de autoestopista sobre el NEAR, ¿Que habría usted pensado? Bien, la existencia de cráteres -- además de cráteres con forma cuadrada -- parece sugerir que el asteroide es un cuerpo sólido de roca fracturada, de una composición uniforme y similar a la de los meteoritos más antiguos (llamados condritas) cuyo material es probablemente más antiguo que la Tierra. Al menos, ese es el punto de vista que prevalece entre la mayoría de los científicos desde que lo vieron de cerca a través de las cámaras del NEAR, y de haber tomado muestras con el espectrógrafo de rayos gamma del NEAR después de que la nave aterrizó.

Hm, ¿acaso este tipo de roca sólida podría ser una buena base para una operación minera? Con todas esas rocas dispersas alrededor no habría que excavar -- ¡solo tomar las que usted quisiera de la superficie! ¿Podría haber hielo congelado en las fracturas? ¿Podrían los asteroides ser estaciones de reabastecimiento de combustible y fuentes de materias primas para las colonias en el sistema solar interior? ¿Tal vez como el primer ocupante ilegal de Eros, NEAR debería llenar una solicitud de exploración?

Oh, y solamente una última pregunta de autoestopista. ¿qué camino debo tomar para regresar a la Tierra?

Enlaces a la Red y más (en inglés)...

Misión Encuentro con Asteroides Cercanos a la Tierra (Near Earth Asteroid Rendezvous mission) - Portal del NEAR del laboratorio de Física Aplicada de la Universidad John Hopkins (Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory)

Cráteres con forma Cuadrada -- (Artículo de Science@NASA) La sonda espacial NEAR Shoemaker de la NASA ha encontrado cráteres con forma cuadrada en el asteroide EROS, una señal inconfundible de que algo misterioso sucedió en el cinturón de asteroides hace mucho tiempo.

Rayos Gamma de un Asteroide -- (Artículo de Science@NASA) Aferrado a la superficie de el asteroide 433 Eros, la sonda espacial NEAR de la NASA está enviando mediciones de rayos gamma que escapan del polvoroso suelo de esta roca espacial.

Enlaces sobre NEAR: hechos sobre el aterrizaje (JHUAPL); Aterrizaje del NEAR. la película (JHUAPL); Preguntas Frecuentes (JHUAPL); ¿Charcos? (JHUAPL); Rocas contra Escombros (Science News); Un Jardín de Rocas en Eros (Nature); la Faz de Eros (Nature)

Haciendo minería en los asteroides -- (JPL) ¿Sirven para algo las rocas espaciales?