Mira, la estrella cometa

Marte, un paso más cerca

La Sociedad de Marte ha recibido con gran interés las nuevas noticias de la Mars Odyssey, mientras continúa su trabajo para hacer posible que el ser humano llegue algún día al planeta rojo.
The Mars Society España (TMSE) recibió ayer con gran interés el anuncio del descubrimiento en Marte de vastos depósitos de agua. Este hallazgo confirma la expectación que hemos mantenido durante muchos años acerca de que Marte contuviera los recursos primarios necesarios para soporte humano en misiones de exploración de larga duración. Esta circunstancia incrementa de forma notable la posibilidad de que se lleve a cabo la primera misión humana a Marte alrededor del año 2020.

The Mars Society España, junto con sus colegas europeos, está trabajando en un proyecto que ayudará de forma significativa a hacer realidad la primera expedición humana al Planeta Rojo. La Euro-MARS es una infraestructura para investigación que simulará el primer aterrizaje con humanos en Marte. Será instalada en el noreste de Islandia, una región que está reconocida científicamente como análoga a Marte, es decir, una zona terrestre con una geología y topografía similar a la que se espera encontrar en tierra marciana.

Euro-MARS ha sido diseñada en base al modelo de unidad de hábitat que usarán las personas que viajarán a Marte, y que será su casa durante los dieciocho meses en los que permanecerán allí. La Estación Euro-MARS será utilizada para llevar a cabo las investigaciones acerca de cómo podemos vivir y trabajar los humanos en Marte. Una vez dentro de la pieza central de la Estación, el habitáculo, también conocido como "hab", varias tripulaciones pasarán semanas viviendo y trabajando como esperamos que lo harán los astronautas en Marte. Explorarán a pié y a bordo de vehículos todoterreno la zona de alrededor de la Estación. Llevarán a cabo una amplia variedad de experimentos geológicos y biológicos. Probarán prototipos de los equipos que deberán usar en Marte, y ayudarán a desarrollar los protocolos y procedimientos que permitirán trabajar y vivir con seguridad y eficiencia a los expedicionarios que viajen al Planeta Rojo.

Las simulaciones se realizarán siguiendo todos los procedimientos de misión necesarios para trabajar con la seguridad requerida en un medio hostil como es el marciano, manteniendo comunicaciones vía radio con la base y control de misión, y asegurándose con cuidado extremo que se realicen las revisiones y mantenimiento necesarios de los equipos de supervivencia requeridos. Por medio de estas actividades esperamos aprender mucho: cuán efectiva puede ser la investigación científica realizada por personas trabajando en condiciones ambientales extremas; cuánto tiempo puede consumirse para investigación y cuánto debe dedicarse a actividades para conservar la buena salud de los exploradores; cuáles son los mejores procedimientos para vivir y llevar a cabo un trabajo de investigación en Marte, manteniendo niveles aceptables de seguridad, salud y bienestar; cuán efectivo puede ser el teletrabajo por medio de robots comparado con excursiones humanas de superficie; cuál es el mejor diseño para el hábitat, balanceando las necesidades de la tripulación para soporte vital, realización de trabajo científico, y también relajación y privacidad. Así pues, de forma realista y práctica, la Euro-MARS nos ayudará a establecer los fundamentos para las misiones humanas a Marte.

Durante muchos años se ha venido trabajando en el diseño de planes prácticos y viables para enviar humanos a Marte. Este es el caso del Plan Marte Directo, en el que se basa The Mars Society. Sin embargo, el descubrimiento de importantes reservas de agua congelada bajo la superficie marciana, simplifica enormemente una misión de este tipo. Disponer de agua accesible en Marte significa que la tripulación sólo necesitará llevar consigo el agua necesaria para los seis meses de travesía entre ambos planetas, lo cual reduce considerablemente la masa en juego en la misión. Una vez en Marte, no sólo se puede extraer y depurar el agua para consumo humano, sino que también se podrá utilizar para otras muchas funciones. Por ejemplo, puede ser empleada para fabricar combustible para regresar a la Tierra, y para alimentar los vehículos de exploración y los sistemas de soporte vital que se usarán en Marte. El agua natural, marciana, también se usará para regar plantas que haremos crecer en suelo marciano, y servirá para sentar las bases de una infraestructura industrial, que permitirá incrementar la seguridad de las misiones siguientes. Pero, sobre todo, la presencia de agua significa que los humanos podemos realmente vivir en Marte.

Hay un nuevo mundo esperando a ser explorado, y sabemos que es un mundo de agua, capaz de mantener vida humana. Marte está hoy día, y técnicamente hablando, a nuestro alcance, sólo hace falta aportar lo necesario para ir. Los primeros pasos los estamos dando ya, en la Tierra, aprendiendo lo que necesitamos hacer para vivir en Marte, y difundiendo que es realmente posible.

Acerca de The Mars Society

The Mars Society (TMS) es una organización internacional con representación en más de cincuentas países por todo el mundo. TMS trabaja para la exploración y el asentamiento de humanos en Marte. Sus miembros abarcan todos los ámbitos (ciencia, ingeniería, astronomía, astronáutica, docentes y público en general). Desde su creación en 1998, la Sociedad ha puesto en marcha y consolidado una organización innovadora y progresista que está avanzando, con la realización de proyectos útiles, hacia la exploración humana de Marte.

Cayetano Santana Gil es Presidente de la Sociedad de Marte