Mira, la estrella cometa

¿De qué color era el Universo?

Hace más un año, un equipo estadounidense calculó cual era el color del Universo. Ahora, otro equipo internacional, ha investigado de qué color era el joven Cosmos.
A comienzos del 2002, dos investigadores estadounidenses publicaron un trabajo en el que afirmaban que el Universo era de color turquesa. Tal conclusión fue fruto de las investigaciones de Karl Glazebrook e Ivan Baldry (Universidad John Hopkins), utilizando datos del 2dF Galaxy Redshift Survey.

Componiendo el color del Universo

Para realizar esa tarea, mezclaron la luz emitida por las 200 mil galaxias de dicho catálogo. Las galaxias son agrupaciones de cientos o miles de millones de estrellas. Las estrellas, a su vez, son bolas de gases que, según la temperatura de su superficie, se ven de un color u otro. Las estrellas más calientes (y jóvenes) son de color azul, mientras que las más frías (y viejas) son rojas. El Sol, por ejemplo, es de un tono amarillento, mientras que Antares, la estrella más brillante de Scorpio, es roja. Por tanto, si el color de una galaxia es predominantemente azul, podemos decir que la galaxia también es joven. Mientras que si la galaxia tiende hacia el anaranjado, es vieja.

Glazebrook y Baldry, obtuvieron de esta forma el Espectro Cósmico. Originalmente anunciaron que se trataba de un turquesa, pero meses después, encontraron un fallo en el software que utilizaban. Finalmente, llegaron a la conclusión de que, teniendo en cuenta cómo el ojo humano percibe los colores, el color del universo es de un tono beige.

El color del Universo joven

Ahora, otro equipo de astrónomos, han determinado el color del Universo cuando tenía solo 2500 millones de años (la edad actual es de 13700 millones de años). Para ello, han utilizado un muestreo de 300 galaxias lejanas observadas por el telescopio VLT en una pequeña región del espacio llamada Campo Profundo Austral.

En la imagen que se puede ver sobre estas líneas, se muestra una banda de colores que muestra la variación del color del Universo según el transcurrir del tiempo. Hace 2500 millones de años, el Cosmos era más azul, y con el tiempo, se vuelve más rojo. Esto significa que las galaxias no están produciendo tantas estrellas azules (que son muy luminosas, pero tienen una vida corta) como en el pasado.

Críticas

Tras la publicación del trabajo de Karl Glazebrook e Ivan Baldry, en junio de 2002, Sky & Telescope se hacía eco de las críticas de un sector de la comunidad astronómica que afirmaba que algunos «astronómos, que saben que las galaxias no son más rosas que turquesas, han calificado el debate como ridículo, basándose en la casi universal confusión entre el color objetivo (longitudes de onda e intensidades) y las percepciones humanas subjetivas, que dependen de las condiciones de luz reinantes. El punto es cómo las galaxias se ven en el espacio, no cómo deberían verse a la luz del día donde el ojo nunca puede verlas».

Referencias