Mira, la estrella cometa

Sedna: El objeto más distante del Sistema Solar

Científicos de la NASA han descubierto el, hasta ahora, objeto más lejano del Sistema Solar.

Sedna

Este lunes 15 de marzo, la agencia espacial NASA anunció el descubrimiento del objeto más distante jamás observado en el Sistema Solar: Sedna (2003 VB12).

Tal objeto, descubierto en una imagen obtenida con la célebre cámara Schmidt Samuel Oschin del Observatorio de Monte Palomar y posteriormente confirmado por varios telescopios incluyendo el telescopio infrarojo espacial Spitzer, se encuentra a una distancia aproximada de 13 mil millones de kilómetros y próximo al perihelio, lo que será su menor distancia al Sol en su órbita y que está en el rango de 76 veces la distancia de la Tierra al Sol o 76 Unidades Astronómicas. En comparación, la distancia media de Plutón al Sol es de 5913 millones de kilómetros.

Bautizado como Sedna, diosa esquimal del océano, el objeto por fortuna se encuentra próximo a su perihelio o menor distancia al Sol en su órbita, ya que con una órbita muy excéntrica, su afelio determina una distancia diez veces mayor que la actual, cercana a los 130 mil millones de kilómetros. A tal distancia hubiera sido muy difícil de captarse aún con grandes telescopios.

El accidental descubrimiento realizado por Mike Brown y Chad Trujillo del Observatorio Gemini, junto con David Rabinowitz de la Universidad Yale, ocurrió al percibir un débil objeto moviéndose lentamente en el fondo de estrellas. El análisis de tal movimiento permitió ubicarlo a la distancia señalada, convirtiéndolo así en el objeto más distante jamás observado dentro de nuestro Sistema Solar.

Adicionales observaciones han permitido determinar algunos otros parámetros aunque en forma preliminar: su coloración es notablemente rojiza aunque menos que la del planeta Marte; su diámetro esta en el rango entre los 1600 y los 2000 km (poco más que la mitad del diámetro de la Luna); su temperatura es muy próxima a los 240 grados centígrados bajo cero y tarda 10500 años en dar un giro en torno al Sol, el cual, desde Sedna, podría ser eclipsado con la cabeza de un alfiler. Se plantea también la posibilidad de que contara con un satélite.

¿Un nuevo planeta?

Lo cierto es que, aunque en todo momento, tanto en la rueda de prensa como en el boletín oficial el cuerpo fue siempre tratado como objeto, minutos después comenzó a circular la noticia en medios electrónicos del descubrimiento de un nuevo planeta o el décimo planeta del Sistema Solar. El mismo tenor se presenta hoy en medios impresos.

Esto obliga a clarificar definiciones que permitan dimensionar este descubrimiento que, por otra parte, es sumamente importante al estar encontrando, de hecho, el primer objeto de la región interna de la hipotética Nube de Oort, donde se supone existe una gran cantidad de cometas. La Nube de Oort esta mucho más lejana que el Cinturón de Kuiper, un anillo similar al cinturón de asteroides que existe entre las órbitas de Marte y Júpiter, pero más allá de la órbita del planeta Plutón.

  • El término planeta se aplica a todos los objetos que orbitan alrededor de una estrella y que no alcanzaron la masa suficiente para iniciar una reacción nuclear. El promedio de masa para considerar un objeto como planeta es menor a 13 masas del planeta Júpiter.
  • A partir del término planeta, se han derivado definiciones particulares para los objetos del Sistema Solar, tales como planetas terráqueos, planetas jovianos, planetas gigantes, planetoides y planetas menores.
  • Planetas terráqueos se aplica a aquellos que tienen una superficie y un tamaño aproximado al de la Tierra, como son Mercurio, Venus y Marte. En algunos casos se incluye a Plutón.
  • Planetas jovianos o gigantes se utiliza para cuerpos que en gran parte son gaseosos, como Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

Plutinos, planetoides y asteroides

Al descubrirse Ceres el 1 de enero de 1801 y posteriormente otros cuerpos similares, se comenzó a utilizar el calificativo de planetoide o asteroide, como cuerpos similares a los planetas pero de mucho menor tamaño. En la actualidad el más utilizado es asteroide y en ocasiones planetoide se aplica a los asteroides más grandes.

Como causa del descubrimiento de los primeros objetos del Cinturón de Kuiper a partir de 1992 en las cercanías del planeta Plutón, algunos incluso mayores que Ceres, se desató la controversia de si Plutón debería continuar siendo considerado o calificado como planeta y no como planetoide o asteroide. Hay que recordar que el diámetro de Plutón es cercano a los 2400 km.

La discusión si Plutón es simplemente un objeto del cinturón de Kuiper se ha mantenido y normalmente resurge ante el descubrimiento de nuevos cuerpos. Sin embargo, pesa la tradición de ser considerado planeta desde su descubrimiento en 1930.

Sedna: Ser o no ser

Lo cierto es que Sedna, por ahora no puede ser considerado como planeta y el término más conveniente a aplicar hacia este objeto es el de planetoide. Por otra parte, no es un objeto del cinturón de Kuiper, pero tampoco, como declara el especialista David Jewitt, puede ser considerado como perteneciente a la Nube de Oort, sino un objeto que por influencia gravitacional, quizá como muchos otros, quedó ubicado en una órbita intermedia entre el cinturón de Kuiper y la Nube de Oort, sin descartar también, como lo plantea Jewitt, que se hubiese formado, por su masa, mucho más cerca del Sol y posteriormente expulsado a las lejanías del Sistema Solar.

Algo que hay que resaltar, es la capacidad actual de los telescopios y detectores para captar objetos tan distantes. Esto nos hace pronósticas que las sorpresas continuarán e irán en aumento en los próximos años, en cuanto al descubrimiento de nuevos objetos a grandes distancias en nuestra vecindad, el Sistema Solar.

Referencias