Posible actividad inusual de las Perséidas

El 11 ago 2004 las Perseidas podrían mostrar una actividad inusual este año, según un estudio de Eskoo Lyytinen.

Actividad inusual

Según un estudio publicado por E. Lyytinen y T. Flandern, las Perseidas podrían tener una actividad inusualmente alta durante el máximo de este año, el 11 ago 2004 a las 20h50m Tiempo Universal (TU). Esta actividad estaría asociada a las partículas expulsadas por el cometa Swift-Tuttle durante su perihelio (aproximación al Sol) de 1862. La Tierra se encontrará a menos de 0,0013 Unidades Astronómicas (UA) de esta nube de partículas. Sin embargo, esta actividad inusual puede que no se traduzca directamente en mayor número de meteoros brillantes, sino en estallidos de actividad de meteoros débiles.

El modelo de Lyytinen fue puesto a prueba para calcular por vez primera un máximo de lluvias de estrellas fugaces en las Leónidas de 1998, siendo un éxito total en cuanto a fecha y hora, aunque no tanto en cuanto a determinar exactamente el número de meteoros/hora. Este método consiste en hacer un modelo de la dinámica de las partículas expulsadas por el cometa padre de una determinada lluvia (el Tempel-Tuttle en el caso de las Leónidas). En cada perihelio el cometa crea una nueva nube de partículas y éstas con el tiempo se van dispersando. Las nubes de partículas siguen una órbita similar a la de su cometa. En el caso de las Perseidas y las Leónidas, un encuentro con Júpiter o Saturno hace que las nubes se acerquen posteriormente más o menos a la Tierra en su siguiente perihelio.

Los investigadores necesitan observaciones de las Perseidas para refinar su modelo, que predice un caso similar al de este año para el 2016, y una muy alta actividad para el 2028. Debido a la hora del máximo, el mejor lugar para observar la actividad inusual de este año será Asia.

Perseidas 2004

Perseidas 2004
Actividad Del 17 al 24 ago 2004
Máximos 11 ago 2004, 20h 50m (Lyytinen)
12 ago 2004, 11h-13h 20m TU (IMO)
Máxima actividad (THZ) 100 meteoros/hora

El jueves 12 ago 2004, la famosa lluvia de estrellas fugaces Perseidas tendrán su actividad más alta, según datos de la Organización Mundial de Meteoros (IMO). Generalmente, esta lluvia suele ser muy gratificante, puesto que acompaña las cálidas temperaturas veraniegas con una gran cantidad de meteoros, cerca de 100 a la hora, algunos muy brillantes y que incluso dejan estela. Este año, las condiciones de observación son propicias, debido a que luna estará en cuarto menguante.

Las Perseidas deben su nombre a que los meteoros de la lluvia radían desde la constelación de Perseo. A comienzos de la década de los 90 las Perseidas disfrutaron de una actividad mucho más alta de lo habitual (unos 70-100 meteoros a la hora), debido al material que acompañaba a su cometa generador: el P/Swift-Tuttle pasó por perihelio en 1992, tras 130 años vagando por el Sistema Solar.

Para verlas simplemente has de desplazarte a un lugar sin contaminación luminosa y despejado. En latitudes boreales Perseo es una constelación circumpolar, esto, nunca se pone debajo del horizonte. A partir de los 30° de latitud, hay que esperar a la medianoche. No se necesita prismáticos ni telescopios.

Referencias