Astrónomo aficionado brasileño descubre supernova

Un astrónomo aficionado brasileño descubrió una supernova en la galaxia ESO184-G75.

SN 2004cw

Hace menos de una semana la Unión Astronómica Internacional publicó su circular nº 8362, donde confirmó el descubrimiento de una nueva supernova de magnitud 13,5 en la galaxia ESO184-G75. La autoría recae en esta ocasión en Cristovão Jacques, un astrónomo aficionado brasileño. El descubrimiento se enmarca en una campaña de búsqueda sistemática de supernovas del Centro de Estudios Astronómicos de Minas Gerais.

Supernovas

Las supernovas son explosiones de estrellas que llegan a brillar tanto como los miles de millones de estrellas de las galaxias que las alojan. La explosiones de supernovas son eventos poco comunes a escala humana. En cada galaxia se suelen dar una explosión cada 200 años. En estas explosiones, la mayor parte de la masa de la estrella original se lanza a grandes velocidades. Durante algunos días, la supernova radía la misma energía que durante toda su vida. Con el paso de los años, el remanente de la supernova se esparcirá, creando una nebulosa.

Las supernovas son importantes, especialmente las de tipo Ia y situadas en lejanas galaxias, porque sirven para medir distancias. Gracias a ellas, y a los proyectos Supernova Cosmology Project (SCP) y el High-Z Supernova Search Team (HZSST), conocemos que el Universo está en expansión acelarada.

Búsqueda

En la actualidad hay varios sistemas robotizados de búsqueda de supernovas que descubren la mayoría. Obtienen periódicamente imágenes digitales de miles de galaxias. Los ordenadores se encargan de procesar las imágenes y, mediante comparación, alertar de posibles descubrimientos al detectar puntos brillantes no catalogados.

Sin embargo, este mismo método puede ser utilizado por los aficionados, utilizando telescopios controlados por ordenador y cámaras digitales (CCD), como ha sido el caso de Cristovão Jacques.

Más información