Mira, la estrella cometa

El cometa de fin de año

El cometa Machholz es visible a simple vista y cielos oscuros en los anocheceres de este final de año.
Los últimos días de diciembre y los primeros del nuevo año 2005, el cielo incluye un visitante: el Cometa Machholz.

Aunque en ningún momento tan brillante como el Cometa Hale-Boop (1997) o tan extenso e impresionante como el Cometa Hyakutake (1996), Machholz es lo suficientemente brillante para ser percibido a simple vista desde lugares oscuros en las cercanías de la conocida constelación de Orión.

Machholz fue descubierto al amanecer del 27 de agosto del presente año por el astrónomo americano Don Machholz, conocido cazador de cometas que en más de 7000 horas de observación encontró su noveno cometa.

Confirmado el descubrimiento y catalogado como C/2004 Q2, se realizaron más observaciones que permitieron determinar su órbita y hacer estimaciones de su brillo, lo que indicó sería un cometa visible a simple vista a finales de diciembre de 2004 y gran parte de enero de 2005.

La incertidumbre en el comportamiento del brillo de los cometas propició esperar y realizar más observaciones. Finalmente el cometa si aumentó su brillo y tamaño por lo que ya es visible a simple vista.

Trayectoria del cometa 2004 Q2 (Machholz)
El sencillo dibujo en la parte superior muestra a la muy conocida constelación de Orión, fácilmente visible hacia el oriente desde las 21 horas. El cometa se encuentra moviéndose lentamente al poniente de Orión según se indica en el dibujo.

Con dificultad por encontrarse la Luna cercana a la fase llena, el cometa puede ser localizado con unos binoculares. Es visible como una "estrella" borrosa a diferencia de las otras que se perciben como puntos brillantes.

A partir de la próxima semana, cuando la Luna ya no este presente, será más fácil su observación. El cometa llega a verse a simple vista pero esto sólo será posible desde sitios fuera de la ciudad. La iluminación pública evita que sea visible. Si se observa diariamente se puede percibir su movimiento entre las estrellas.

El diámetro del cometa es casi del tamaño aparente de la Luna llena en el cielo. En imágenes se llegan a percibir las dos colas: una de polvo y otra de gas.

Machholz llegará a su máximo brillo alrededor del 10 de enero y en esas fechas podría ya observarse fácilmente su cola. Favorece a la observación que se mueve hacia el norte y además se encuentra, en el momento de su mayor cercanía al Sol, opuesto a éste.

Más información

Antonio Sánchez Ibarra es Premio Nacional de Divulgación Científica de México y director del Observatorio Carl Sagan.