Un nuevo cometa para el nuevo año

Un nuevo cometa descubierto en los primeros días del año podría hacerse visible mediante prismáticos en el mes de marzo.
La Red de Observadores de Cometas y Astrotecno, han reportado el descubrimiento de un nuevo cometa: C/2006 A1 y bautizado como Pojmanski, al haber sido reportado por el astrónomo Grzegorz Pojmanski, del Observatorio Astronómico de la Universidad de Varsovia, Polonia.

El nuevo cometa fue descubierto en la primera noche del año 2006 utilizando telefotos con lentes de 65 mm y cámara electrónica.

El cometa actualmente no es visible desde el hemisferio norte, encontrándose muy al sur, sólo visible con facilidad desde países en Sudamérica, África y Australia. Sin embargo, el cometa se mueve en una órbita polar alrededor del Sol con una inclinación de 93 grados con respecto al plano de la órbita de la Tierra. Por lo tanto, en las próximas semanas el cometa será visible en el hemisferio norte.

Revisando las condiciones de la órbita del cometa, comenzará a ser fácilmente visible desde latitudes boreales desde inicios de febrero en el cielo de la madrugada y se mantendrá antes de la salida del Sol hasta mediados de marzo, cuando se encuentre en conjunción con el Sol. Posteriormente será visible en el cielo del anochecer.

El cometa se encontrará en el perihelio, punto más cercano al Sol en su trayecto, el 22 de febrero a una distancia próxima a los 85 millones de kilómetros, entre las órbitas de los planetas Mercurio y Venus.

La órbita del cometa lo lleva actualmente a acercarse a la Tierra. La mayor aproximación con nuestro planeta ocurrirá el 6 de marzo de 2006 a una distancia de casi 115 millones de kilómetros. Esta distancia no representa ningún peligro para nuestro planeta.

Por las observaciones preliminares, el cometa no es muy grande y brillante. Actualmente es sólo visible con telescopios medianos y hasta febrero será visible con telescopios pequeños.

A reserva de posteriores observaciones, durante marzo, cuando el cometa sea visible por las noches, podría algunos días alcanzar a percibirse a simple vista. Por otra parte, favorecerá a la observación de este cuerpo el hecho de que se encontrará muy al norte en el cielo, con posibilidad de bastante tiempo de visibilidad.

Más información