Mira, la estrella cometa

El Hubble detecta la elusiva compañera de la Estrella Polar

Un equipo de astrónomos estadounidenses y europeos han obtenido por vez primera una imagen de la estrella más débil del sistema triple Polaris.
Forzando al límite las capacidades del telescopio espacial Hubble de la NASA, un equipo de astrónomos han conseguido fotografiar por primera vez a la compañera más cercana de la estrella polar (Polaris).

En la secuencia de imágenes se puede ver que Polaris es en realidad un sistema triple que se encuentra situado a 430 años luz de nosotros. Polaris B, la compañera más alejada (unos 386 mil millones de kilómetros), es visible usando pequeños telescopios y fue catalogada por primera vez por William Herschel en 1780. La existencia de la compañera más cercana, Polaris Ab, era conocida por sus efectos gravitacionales sobre Polaris A, pero no había sido observada directamente hasta ahora. Esta estrella se encuentra situada a tan "sólo" 3.218 millones de kilómetros de su compañera Polaris A.

La estrella observada está situada tan próxima a la Polar, menos de dos décimas de arcosegundo, que se tuvo que utilizar la máxima resolución del Hubble para poder fotografiarla. La gran diferencia de brillo existente entre ellas tampoco facilitó el trabajo: Polaris es una supergigante más de dos mil veces más brillante que el Sol, mientras su compañera es una estrella de la secuencia principal.

Ahora el principal objetivo del equipo es determinar con exactitud la masa de Polaris porque es la variable cefeida más cercana. Las variaciones de brillo de las cefeidas se usan para medir las distancias de las galaxias y el ritmo de expansión del universo, por lo que es esencial comprender su física y evolución; para conseguir este objetivo, el saber su masa con exactitud es primordial.

El estudio de estrellas binarias es la mejor manera de las disponibles para medir las masas de estrellas y, es por ello, que el equipo de astrónomos espera obtener, mediante la observación del movimiento de la estrella compañera alrededor de la principal, la órbita de una respecto a la otra y las masas de las dos componentes (una tarea bastante compleja). El estudio del sistema triple se extenderá en varios años más; en ese tiempo, el movimiento de la pequeña compañera en su órbita de 30 años alrededor de la componente principal debería ser detectable.

El equipo de astrónomos responsables de la imagen son N.R. Evans (Harvard Smithsonian/CfA), H.E. Bond (STScI), G. Bono (INAF, Osservatorio Astronomico di Roma), M. Karovska (Harvard Smithsonian/CfA), E. Nelan (STScI), D.D. Sasselov (Harvard University) y G. Schaefer (STScI).

Referencias

José A. Duque es miembro de SOMYCE y editor de Astronomiblog.