Mira, la estrella cometa

Mares de arena y cráteres en Titán

Mientras se publican nuevos vídeos del descenso de la sonda Huygens sobre Titán, la Cassini ha descubierto mares de arena y cráteres en su superficie.

Nuevos vídeos

Merece la pena pasarse por la web europea de la misión Cassini-Huygens, y contemplar los nuevos vídeos que han colocado ahí. Se trata de una composición que resume el descenso de la Huygens a través de la atmósfera de la luna de Saturno, que duró más de una hora, en poco más de cuatro minutos. Hay varias versiones, así que recomiendo ir viéndolas una a una. Uno de los clips es impresionante, con un resumen de los datos que se iban obteniendo e información de la trayectoria, velocidad y demás... no tiene desperdicio. Lo más sorprendente es la reconstrucción de parte de la superficie de Titán, como se puede ver en varias imágenes, así como una bella imagen comparativa en la que vemos la última foto enviada por Huygens y una composición de una vista similar en la Luna. Un buen colofón para la hazaña del 14 de enero de 2005.

Mares de arena

Pero las noticias sobre Titán no se quedan en estas bellísimas imágenes. Hoy se publica en Science un artículo de los datos obtenidos por Cassini en los sobrevuelos de esta luna. Mares de arena es la descripción que el equipo responsable del radar abordo de Cassini da: la superficie de Titán, especialmente cerca del ecuador, está surcada por amplios campos de dunas que llegan a tener 150 metros de altura y cientos de kilómetros de longitud. Como pasa en algunos desiertos de la Tierra, y también en Venus o Marte.

No se sabe de qué están hechos los granitos que componen las dunas, aunque se especula que podrían ser sólidos orgánicos o hielo de agua, desmenuzado por algún proceso geológico (quizá el arrastre de metano líquido en tormentas, si fueran de hielo, o la deposición de esos compuestos orgánicos generados en la atmósfera) y arrastrado por los fuertes vientos.

Por los datos, se descarta la existencia de mares de metano líquido en la zona ecuatorial de Titán, algo que se creía posible a partir de los datos obtenidos desde la Tierra en el infrarrojo. Así pues, la fuente del metano de la atmósfera podrían ser lagos en las zonas polares, algo que no podrá saberse hasta el próximo sobrevuelo de Titán, el próximo 20 de mayo -o en los otros ocho más que hará en 2006-. Hace meses se especulaba sobre vulcanismo, que fue detectado allí, como origen de ese metano atmosférico, de corta vida. Información sobre el tema en Science (de pago) y en New Scientist. O en la web de la Universidad de Arizona.

Cráteres

No sólo eso: en la región de Xanadú (una zona brillante en el ecuador del planeta, ya observada desde Tierra), han encontrado estructuras circulares que podrían ser cráteres, o quizá volcanes. (Más información en las noticias de la web de la misión que mantiene el JPL, o en Universe Today.)