Mira, la estrella cometa

La UAI reclasifica a Plutón como «planeta enano»

La Unión Astronómica Internacional aprobó una reclasificación de los grandes objetos del Sistema Solar, cuya principal consecuencia es que Plutón pasa a la categoría de planeta enano.

Crisis de identidad

La polémica sobre si Plutón pertenece a la misma categoría de objetos que la Tierra o Júpiter se remonta a los días de su descubrimiento, realizado por Clyde Tombaugh en 1930. Desde entonces, la tecnología ha permitido descubrir una gran variedad de objetos de gran semajanza con Plutón, tanto desde el punto de vista orbital como de composición; y concretamente en 1979 se le descubrió un satélite de gran tamaño relativo, Caronte, que redujo considerablemente las dimensiones estimadas de Plutón. La sospecha de que algún día se encontraría un cuerpo de su talla, obligó a que la UAI debatiera ya en 1999 la posibilidad de otorgar a Plutón una designación como cuerpo menor del Sistema Solar. En aquel entonces se decidió que Plutón mantendría su estatus planetario.

El descubrimiento del objeto transneptuniano 2003 UB313 en 2005 por parte de un equipo liderado por Mike Brown (Caltech), volvió a poner sobre la mesa la cuestión. Y no fue para menos, ya que Brown, apoyado por la maquinaria publicitaria de la NASA, afirmó haber descubierto el décimo planeta del Sistema Solar. Esto molestó a parte de la comunidad astronómica, puesto que sólo la UAI tiene postestad para designar nomenclaturas astronómicas.

Primer borrador: 12 planetas, y contando

Así, la comisión Planet Definition Comitee presidida por Owen Gingerich trabajó durante dos años junto a expertos en astronomía, historia, educación y otros campos, para establecer una definición del término "planeta" que zanjara definitivamente la polémica. El comité presentó su borrador de propuesta al inaugurarse la Asamblea General de la UAI, el pasado 14 de agosto en Praga. Esta propuesta original afirmaba que:

«Un planeta es un cuerpo celeste que (a) tiene una masa suficiente para que su propia gravedad supere las fuerzas de cohesión de un sólido rígido y adopte una forma en equilibrio hidrostático y (b) esté en órbita alrededor de una estrella y no sea un satélite de un planeta».

Según cálculos de la UAI, esto situaba el límite inferior en los 800 kilómetros de diámetro y unas 1/10.000 masas terrestres. Cualquier otro objeto orbitando alrededor de una estrella sería un «cuerpo menor del Sistema Solar». Bajo estas propuestas, Ceres (del Cinturón de Asteroides) y 2003 UB313 eran nominados como planetas del Sistema Solar. El Sistema Solar, bajo estas clasificación, pasaba a tener 12 planetas.

Pero este borrador de resolución se encontró con una sustancial oposición por parte de la comunidad astronómica. Mike Brown, co-descubidor de 2003 UB313 apuntó que las previsiones de la UAI eran erróneas: los cuerpos poco densos pueden alcanzar esfericidad con diámetros de 400 km de diámetro. Echando mano de la lista de objetos transneptunianos mayores de 400 km, el «café para todos» abría las puertas a 50 planetas y en unos años podrían descubrirse hasta 200 en el Cinturón de Kuiper.

De entre las alternativas, la que más apoyos consiguió fue la presentada por un grupo de astrónomos, liderados por los uruguayos Gonzalo Tancredi y Julio Fernández que proponían modificar el borrador tal cual:

«Un planeta es un cuerpo celeste que (a) tiene masa suficiente para que su gravedad supere las fuerzas de cohesión de un sólido rígido y adopte una forma en equilibrio hidrostático, y (b) es el objeto dominante de zona local de población, y (c) está en órbita alrededor del Sol».

La introducción del concepto de objeto dominante evitaba la clasificación planetaria de cualquier objeto esférico, pero situaba fuera de la lista a Plutón. Durante la reunión de trabajo celebrada el martes 22 ago 2006 se celebró una votación informal y esta alternativa consiguió más apoyo que el borrador original. Según Jay Pasachoff, en esta reunión, la opinión mayoritaria fue que Plutón no debía conservarse como planeta por meras cuestiones sentimentales o históricas y sentenciaba que aquel había sido «el último día en el que Plutón se había considerado como planeta».

Definición definitiva

En la mañana del jueves 25 ago 2006, la Asamblea General de la UAI procedió a debatir y votar las cuatro propuestas de resolución relacionadas con Plutón: 5(a), 5(b), 6(a) y 6(b). Se aprobó por una amplia mayoría la resolución 5(a) que, básicamente, nos deja con 8 planetas y un número indeterminado de planetas enanos (al menos, Plutón). La resolución 5A es la siguiente:

Resolución 5A

La UAI resuelve que los planetas y otros objetos de nuestro Sistema Solar se definirán en tres categorías distintas de la siguiente manera:

(1) Un planeta(*1) es un cuerpo celeste que (a) está en órbita alrededor del Sol, (b) tiene una masa suficiente para que su propia gravedad supere las fuerzas de cohesión de un sólido rígido y adopte una forma en equilibrio hidrostático (aproximadamente esférico), y (c) haya barrido la vecindad alrededor de su órbita.

(2) Un planeta enano es un cuerpo celeste que (a) está en órbita alrededor del Sol, (b) (b) tiene una masa suficiente para que su propia gravedad supere las fuerzas de cohesión de un sólido rígido y adopte una forma en equilibrio hidrostático (aproximadamente esférico)(*2), (c) no haya barrido la vecindad alrededor de su órbita, y (d) no es un satélite.

(3) El resto de objetos (*3) orbitando alrededor del Sol se denominarán colectivamente como "cuerpos menores del Sistema Solar"

(*1) Los ocho planetas: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, y Neptuno.

(*2) Se establecerá un proceso dentro de la UAI para decidir sobre los objetos que estén en el límite entre planetas enanos y otras categorías.

(*3) Esto incluye actualmente la mayoría de los asteroides del Sistema Solar, la mayoría de los objetos transneptunianos, cometas y otros cuerpos menores.

Se rechazó la resolución 5(b), que sugería crear la categoría de planetas clásicos para los planetas grandes. Se aprobó en cambio la resolución 6(a) que crea una nueva categoría de planetas enanos transneptunianos.

La resolución 6A es:

Resolución 6A

Plutón es un planeta enano por la definición anterior y se lo reconoce como el prototipo de una nueva categoría de objetos transneptunianos.

Nueva clasificación en el Sistema Solar

Con esta definición, el Sistema Solar (si hago bien las cuentas) queda de esta forma:

  • Planetas: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno
  • Planetas enanos: Ceres, Plutón, 2003 UB313. Y posiblemente otros objetos del Cinturón de Asteroides y Cinturón de Kuiper.
  • Nueva categoría de planetas enanos transneptunianos: Plutón, 2003 UB313 y los que estén por descubrir.
  • Cuerpos menores del Sistema Solar: Asteroides, cometas y objetos transneptunianos.

La UAI espera anunciar más "planetas enanos" en los siguientes meses y años. Actualmente existen una docena de "planetas enanos" en la lista de candidatos de la UAI, que cambiarán según se vayan descubrimiento nuevos objetos y se conozcan mejor las características de los candidatos existentes

Un Sistema Solar más diverso

Algunos de los críticos creen que estos cambios de clasificación solo confunden a la sociedad general. En realidad, la definición carece de importancia desde el punto de vista científico: Ceres, Plutón, 2003 UB313 van a seguir teniendo las mismas características que hasta ahora. Sí tiene relevancia desde el punto de vista de política científica: no es lo mismo solicitar fondos para descubrir cuerpos menores que para descubrir planetas. Probablemente la NASA no hubiera recibido fondos para financiar la sonda New Horizons de no haberse considerado Plutón como planeta.

La UAI, sin embargo, se ha arriesgado a crear un cisma entre la definición científica de planeta y la definición popular, de la misma forma que (tal como apunta Brown) existe una gran diferencia entre el uso habitual de continente y su definición científica (aunque tampoco hay un consenso absoluto sobre esta cuestión).

Lo destacable de este asunto es que durante las últimas décadas se han descubierto tantos objetos nuevos, hay tantos cuerpos situados en el límite de las clasificaciones tradicionales, que nuestro diccionario se ha quedado pequeño. Los científicos no han esperado a solventar ese problema, y aún sin ser nomenclaturas oficionales hablan -y con mucha precisión- de las características de los planetas jovianos, planetas terrestres, plutinos, cubewanos, troyanos, y un largo etcétera. Nuestro Sistema Solar es mucho más diverso, rico e interesante que lo que muestran los libros de textos. Y lo mejor, lo más sorprendente, seguro que aún está por llegar. ¿Qué secretos guardan el Cinturón de Kuiper y la Nube de Oort? Esos y otros misterios son los que mantienen ocupados e intrigados a los astrónomos.